Crónica: Nuevo Liderazgo, Nuevas Organizaciones

14 Jun2019

Jornada Nuevo Liderazgo, nuevas Organizaciones

 

Alrededor de cien personas arroparon la jornada “Nuevo Liderazgo, nuevas Organizaciones”, donde se presentaba el nuevo libro de Juan Carlos Cubeiro “Liderazgo Zidane”.

Si quieres ver el video resumen del evento o cualquiera de las intervenciones al completo pincha aquí:

En la mesa redonda participaron:

  • Javier Fur  presidente del Círculo de Economía, se hizo cargo de la presentación.
  • Juan Carlos Cubeiro presentó su libro “Liderazgo Zidane. El genio que susurraba a los millennials”.
  • Tony Gallego nos explicó el caso de éxito empresarial y de liderazgo que supone el resurgimiento del club baloncesto Lucentum.
  • Sergio Gordillo nos habló del nuevo liderazgo y de las nuevas organizaciones
  • Amalia Belenguer, Responsable de cuentas Inmerco
  • David Rueda, vocal de la junta directiva del Círculo de Economía y asociado de Improven, que ejerció de moderador

 

 

La jornada la abrió Javier Fur, poniendo el acento en la necesidad de adecuar el liderazgo y las organizaciones a los tiempos actuales, si realmente queremos atraer el mejor talento a nuestras empresas.

Seguidamente, subió al escenario Juan Carlos Cubeiro, considerado uno de los mejores expertos españoles en desarrollo del talento, liderazgo y coaching para profesionales y autor de más de 40 libros, entre ellos “La sensación de fluidez”, “La Roja”, “Liderazgo Guardiola” o “Código Mourinho”. Además, su blog “Hablemos de talento” es una referencia en materia de liderazgo.

Cubeiro trató de desvelar las claves que han hecho a Zidane lograr 9 títulos en dos años y medio, éxitos que según el escritor no fueron fruto de la casualidad, sino de la causalidad. Resumimos los puntos que desarrolló y plasmados en el libro “Liderazgo Zidane. El genio que susurraba a los millennials”.

 

En concreto, definió a Zidane como un entrenador que supo tratar a los millennials, de forma personalizada y con mano izquierda. También generó credibilidad, pues los jugadores conocían que había sido jugador como ellos y uno de los grandes. Cultivó su marca personal. Fue un entrenador de rasgos serenos, que además caía simpático a todo el mundo, incluso a algunos rivales. Sin lugar a duda, era un apasionado del fútbol, de su trabajo.

Por otro lado, no buscaba alimentar su ego. Sabía que lo importante eran los jugadores y les dejaba la mayor visibilidad cuando llegaban los éxitos. Sin embargo, esto no impedía que tuviera una mentalidad de campeón, que ya había absorbido como ADN cuando fue jugador del club blanco.

Por último, tenía no sólo actitud sino uno de los rasgos más escasos actualmente en los líderes no sólo deportivos sino de empresa, era capaz de transmitir ilusión a sus pupilos.

Aquí tienes el link a los vídeos de la jornada:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

    Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios. Nos encanta saber tu opinión!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *