Implantando el futuro. La travesía hasta tu América

28 Ene2015

Con lo difícil y costoso que es generar ideas y proyectos, con los esfuerzos que supone, con el descrédito y la desmoralización que genera el fracaso, ¿por qué no llegan todas las ideas hasta el final?, ¿qué podemos hacer para incrementar el éxito?…

Atravesar este valle de la muerte de las ideas es un reto para el que se debe estar bien preparado si se quiere llegar a buen puerto. ¿Cuáles son las claves para que se alcance el éxito?, ¿qué puntos se deben tener en cuenta para terminar implantando y ejecutado en el día a día lo que en un momento sólo fue una idea?

Los principios básicos a tener en cuenta los podemos resumir en el siguiente gráfico:

improven grafico 01

 

  1. [inlinetweet prefix=”Improven” tweeter=”Improven” suffix=”Improven”]Disponer de un equipo compensado. Sin un equipo que comparta el proyecto por haber participado desde su gestación (ver artículo diseñando el futuro) no hay ideas implantadas[/inlinetweet]. Las posibilidades de éxito se maximizan cuando contamos con capacidades en tres ejes principales:
    1. Capital intelectual y capacidades técnicas. Conocimiento contrastado en marketing, finanzas, operaciones, gestión, legal,…
    2. Capital humano: que se cubran entre todos los miembros del equipo los tres vértices del triángulo Improven.
    3. Capital relacional y de negocio. Con experiencia y red de contactos en el sector a desarrollar la idea, teniendo claramente identificados los potenciadores del proceso.
    improven grafico 02

    Fuente de perfiles: Metodología Belbin aplicada al triángulo Improven

     

  2. Contar con Plan-Hoja de ruta clara y compensada en sus tres ejes de actuación: mejora continua, evolución y disrupción. Es el Mapa de Proyectos realizado en la fase de diseño del futuro, especificando los proyectos a ejecutar, responsables y plazos de los mismos así como los recursos necesarios.

improven grafico 03

  1. Suficientes recursos económicos y humanos para abordar el viaje así como de indicadores de avance. Esto incide en la [inlinetweet prefix=”Improven” tweeter=”Improven” suffix=”Improven”]necesidad de que la empresa se encuentre en una situación de estabilidad adecuada como para detraer recursos del día a día para el desarrollo de nueva ideas[/inlinetweet]. Igualmente, es destacable la necesidad de seguir explorando la captación de recursos de manera permanente para asegurar el éxito (subvenciones, inversiones, créditos,…).

 

  1. [inlinetweet prefix=”Improven” tweeter=”Improven” suffix=””]Metodología de gestión del proyectos, combinando Lean Start-up (desarrollo eficiente de nuevos conceptos) y planificación con Scrum (metodología de gestión de proyectos) que asegure la dinamización de los equipos de manera sencilla y visual[/inlinetweet], para permitir la revisión permanente de los avances, asegurando un aporte de valor percibido y validado por el cliente-usuario. Aquí es importante destacar el desarrollo de soluciones mínimo viables que permitan ir perfilando de manera ágil y rápida la solución definitiva.

 

Estos cuatro pilares, [inlinetweet prefix=”Improven” tweeter=”Improven” suffix=”Improven”]se debe asentar en una serie de valores compartidos durante todo el camino, destacando la humildad y el valor para reconocer cuando no tiene sentido continuar y abandonar un proyecto en el que se ha invertido tiempo y dinero[/inlinetweet], habiendo aprendido lo máximo posible para destinar este aprendizaje al resto de los proyectos en marcha así como de nuevas ideas que se puedan ir generando. Esto debe permitir una actualización permanente del Mapa de Proyectos de la compañía, de adaptación permanente al entorno cada vez más cambiante.

 

1% de inspiración y 99% de transpiración. Ésta basada en la implantación y ejecución en el día a día de las ideas, en el aprendizaje permanente para redefinir los proyectos en desarrollo. Cada vez que fallamos aprendemos una manera más de no hacer las cosas. Aprende rápido, decide rápido y falla rápido, de este modo no perderás todo el tiempo y recursos en el camino incrementando así las garantías de éxito de todo el proceso.

 

 

Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios. Nos encanta saber tu opinión!

Comentarios

  1. Cuando se hace una atenta lectura del éxito de la implantación, automáticamente se encienden las alarmas de lo que no se realiza de forma optima, parece mentira como se ve claramente, cuando se plantea un análisis metódico basado en la experiencia, entiendo que métodos muy similares serán comunes para gran cantidad de PYMES.

    Estoy deseando poneros encima de la mesa, algún caso más atípico, aunque por lo que voy viendo hay una base común de estrategia.

    Me parece un proyecto de empresa apasionante.

    Saludos desde Murcia.
    Fernando Cuervo-Arango.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *