Construir una organización excelente

9 may
¿Cómo pasar de la mediocridad a la excelencia?

La inmensa mayoría de las empresas nunca llegan a ser extraordinarias, precisamente porque la inmensa mayoría consigue llegar a ser bastante buena: y este es su mayor problema. Y tu, ¿dónde trabajas?, ¿en qué organización te encuentras tú?

Competimos en un entorno cada vez más dinámico, volátil, incierto, global,… Se hace muy difícil entender el entorno y casi imposible tener claro con quien compites. Aparecen nuevos modelos de negocio que te quitan parte del pastel. Sino, que se lo pregunten a las agencias de viaje, a la banca o tantos otros sectores que se están transformando.

No hay espacio para los mediocres y, o estas en permanente búsqueda de la excelencia, o te comerán tu trozo de la tarta sin que apenas te des cuenta.  ¿Qué puedes hacer para convertir tu organización en excelente?

Uno. Es imprescindible desarrollar una visión ambiciosa y compartida por un equipo de personas comprometidas con ese sueño. Un proyecto realmente retante, ambicioso e ilusionante, que busque además tener un impacto social en sí mismo, que mejore con su propia actividad la sociedad de la que la empresa forma parte, lo que se llama un proyecto de transformación masivo (MTP). Un ejemplo de esto puede ser Google con su visión de poder facilitar a todo el mundo la información de forma ordenada y accesible.

Dos. Valores imprescindibles en el equipo como son la humildad y la determinación para poder hacer frente a los éxitos sin que el ego se expanda en demasía, así como a afrontar las adversidades cuando estas se presenten, que sin duda lo harán en un camino empresarial lleno de curvas y caídas.

Tres. Ser muy exigentes con quien dejamos entrar en el equipo de alto rendimiento que estamos creando. Primero quien y luego donde se convierte en una máxima inquebrantable. Si quieres subir al Everest por una ruta sin explorar no puedes hacerlo con cualquiera, ya que sin duda fracasarás en el intento, cuando no pondrás en verdadero riesgo la vida de tu equipo. Los axiomas son:

  1. En caso de duda, no contratar.
  2. Si tenemos que hacer un cambio en el equipo, se debe hacer.
  3. Demos las mejores oportunidades a los mejores y no los marrones que nos estallan por no tomar decisiones con quienes no deben estar en el equipo.

Cuatro. Centremos la organización en lo que la hace diferente, única en el mercado, por lo que es reconocida y valorada, por lo que disfrutamos y donde el equipo vuelca toda su pasión. Foco en lo que el mercado valora de nosotros y por lo que nos paga. Invirtamos en ello el máximo de nuestras posibilidades, y, en el resto, colaboremos con terceros expertos según nos pueda hacer falta en uno u otro proyecto, en una u otra parte de la ascensión a nuestra cumbre elegida.

Cinco. Saber identificar la tecnología idónea para nuestra empresa nos puede ayudar a catapultar nuestras capacidades y permitir a la organización crecer de manera incluso exponencial. Desarrollar la entrada en nuevos mercados, colaborar con diferentes proveedores en otras partes del planeta, acceder a diferentes fuentes de conocimiento…, todo ello sabiendo adaptar los desarrollos tecnológicos existentes a nuestro negocio.

Seis. Trabajar en asentar las bases de la confianza en la cultura empresarial que permita a los equipos poner de manifiesto sus diferencias y tratar así los conflictos, de modo que cuando se tomen decisiones todos los miembros se comprometan con cumplirlos. Un entorno de máxima exigencia individual y colectiva por alcanzar lo que parece un sueño, pero por lo que genera ilusión levantarse cada día, levantarse de cada caída y seguir subiendo la escalera de la excelencia.

Empresas excelentes con resultados excelentes es por lo que luchamos y en lo que volcamos toda nuestra pasión en Improven. Lo demás, serán medianías. ¿Te atreves a realizar el viaje?

 

Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios. Nos encanta saber tu opinión!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>