Los 4 costes ocultos del departamento de compras

7 Jun2017

No es vendiendo más, subiendo precios o siendo más eficiente con todos los procesos operativos del negocio, donde se encuentra la mejora de tu rentabilidad a corto plazo. Si éste es tu objetivo debes poner tu atención sobre la función Compras de tu organización.

En muchas empresas las compras son el primer centro de coste, llegando a pesar en muchos casos entre el 50-70% de la cifra de Venta según el sector. Gestionarlas de manera estratégica puede suponer una indudable ventaja competitiva y una fuente de beneficios sin riesgos, ya que mejora los resultados financieros por contribución al margen resultante de la reducción de coste global de los procesos.

En muchas empresas las compras son el primer centro de coste, llegando a pesar en muchos casos entre el 50-70% de la cifra de Venta según el sector. Clic para tuitear

Si bien esto parece obvio, en la realidad no lo es tanto y se pierden importantes oportunidades de conseguir ahorros por no poner la atención debida en el departamento de compras que a priori no parece tan relevante. Es muy probable que yo haya participado en unos 50 proyectos de mejora de compras estos últimos años en compañías no especialmente desorganizadas ni descuidadas en su gestión, pero llama la atención que en absolutamente todas ellas encontramos mejoras que se transformaron en relevantes ahorros. Pero lo interesante de la reflexión no es que en la mayoría de estas empresas se negociara mal con los proveedores. Nada de esto. Los motivos eran bien distintos, y en muchos casos no se encuentran sólo en el área de compras…

¿Cuáles son los motivos por los que no se aprovecha todo el potencial de las Compras?

 

  • Falta de un papel transversal de las Compras en la organización. En muchas empresas la función de compras es muy profesional y administrativa, pero está lejos de entender las necesidades técnicas o de materiales. Por otra parte estas necesidades de material son, en algunos casos, sobrevaloradas en exceso por los equipos técnicos, y la falta de visión global o de análisis económico a nivel de familias de productos o de referencias, provoca que se multipliquen a proveedores, materiales, stocks, etc…
  • Decisiones de compras descentralizadas. Por los motivos anteriores en unos casos, o por la tradición que existe en algunos sectores de “quien vende también compra”, se pierden economías de escala en estos procesos, y se minimiza la función de compras a labores meramente administrativas, de coordinación de servicios, o solo negociación, perdiendo de este modo de vista todo lo que una visión global sí podría ofrecer.
  • Déficit de análisis de la cartera de proveedores, familias y referencias. Los departamentos de compras no siempre cuentan con metodologías y herramientas de análisis que les permita identificar y focalizarse en las oportunidades de mejora, así como desarrollar acciones específicas a nivel de proveedores, familias o referencias. Este déficit conlleva en muchos casos la falta de argumentos de peso para la discusión interna que permitiría llegar a conseguir mayores ahorros.
Este déficit conlleva en muchos casos la falta de argumentos de peso para la discusión interna que permitiría llegar a conseguir mayores ahorros. Clic para tuitear
  • El exceso de foco en “familias claves de producto” provoca descuidos en las demás. En muchas ocasiones unas pocas familias de producto pesan tanto en los costes, o bien son clave debido a su escasez para la logística de su abastecimiento , que pueden llegar a ser la palanca más crítica de la rentabilidad de la empresa. No sorprende que los principales gestores estén comprometidos con estas compras, lo que provoca en muchos casos que se descuida en exceso el resto de familias y de referencias no tan críticas, en las que, sin embargo, con simplificación y gestión se conseguirían ahorros nada desdeñables.
Con simplificación y gestión se conseguirían ahorros nada desdeñables. Clic para tuitear

Todos estos motivos tienen mucho que ver con criterios culturales, más que de negocio. En los últimos años, algunos estudios muestran que las cuestiones internas que dificultan la evolución de la función de Compras son la resistencia al cambio y la divergencia con la cultura de la empresa. Desde Improven consideramos que el apoyo total de la alta dirección al departamento de compras es más que necesario, así como la colaboración con los otros departamentos y funciones, para conseguir así revertir la situación y capturar estos ahorros ocultos.

En los últimos años, algunos estudios muestran que las cuestiones internas que dificultan la evolución de la función de Compras son la resistencia al cambio y la divergencia con la cultura de la empresa. Clic para tuitear

Tienes mucho dinero que ganar mejorando las compras en tu empresa, mucho que organizar, procedimentar y simplificar. Cada uno de los proyectos llevados a cabo por nuestros equipos nos demuestra una y otra vez que si organizamos de manera adecuada este departamento, y prestamos atención a los aspectos clave antes apuntados, se mejoran con rapidez los márgenes del negocio. Simplemente desmontando verdades asentadas en ciertas culturas corporativas podríamos generar mayor riqueza para nuestras empresas. Ahora bien… ciertamente, es complicado mirarnos al ombligo y cuestionar una cultura corporativa asentada ya en la organización, en muchos casos, generación tras generación.

¿Consideras esto razón suficiente para no replantearla?

Si te ha gustado el artículo y tienes una opinión al respecto, nos encantaría conocerla!

Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios. Nos encanta saber tu opinión!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *