Retén el talento de tu empresa con el plan de polivalencia

30 Ene2018

30/01/18

¿Cómo implantar un plan de polivalencia en tu empresa?. Implantar un plan de polivalencia en todos los niveles de la organización constituye una herramienta clave en ayudar a retener el talento en la empresa y esa se convierte en una de las grandes preocupaciones de los empresarios. Con este artículo podrán aprender qué les puede aportar un plan de polivalencia en términos de retención de talento y cuáles son las claves para implantarlo en áreas no productivas.

Cada vez más nos encontramos con CEOs, Empresarios & Directores de área preocupados por cómo atraer y retener talento dentro de sus organizaciones. Me atrevo a decir que, tanto las personas como la tecnología, hoy vienen siendo el talón de Aquiles de muchas organizaciones, sobre todo si hablamos de pequeñas y medianas empresas. Ya sea por su localización, su tamaño, su estructura organizativa, su nivel de profesionalización o el tipo de know how & expertise que necesitan por el sector al que se dirigen, les cuesta encontrar y retener a profesionales con alto potencial de desarrollo. Si a todo esto le sumamos la convivencia de múltiples generaciones dentro de una organización, con ambiciones e inquietudes significativamente distintas, el tema se complica muchísimo más, pues todas estas deben ser correspondidas en una única propuesta de valor hacia el empleado. Este es el gran desafío al que se enfrentan las organizaciones, satisfacer las distintas necesidades de un solo equipo en el que conviven tanto la generación de los baby boomers, que buscan seguridad laboral, son migrantes tecnológicos y se comunican principalmente a través del teléfono, con la generación X, que busca la conciliación laboral y familiar, o incluso con la generación Y que lo que más valora es la flexibilidad y la libertad, siendo nativos digitales que se comunican a través de la redes sociales.

Ahora bien, detectado el problema a nivel consciente por muchas empresas, lo que realmente les inquieta es la manera de abordar con éxito semejante desafío. Lo primero que se suele hacer es pedir al Director de RRHH que elabore un plan de atracción y retención de talento con los tan sabidos puntos a desarrollar. Yo quiero poner el foco hoy en un punto clave de la propuesta de valor hacia el empleado: el plan de carrera, tan difícil de proporcionar pequeñas y medianas empresas en las que se hacen necesarias soluciones más disruptivas que ayuden a los distintos profesionales, generaciones y perfiles con talento a poder desarrollarse dentro de la casa.

Desde Improven hemos invertido muchos recursos en obtener soluciones que pudieran dar respuesta a este tipo de cuestiones, y en este devenir nos surgen preguntas como: ¿Y si desarrollamos un plan de carrera horizontal y no vertical? ¿Y si sumamos a nuestra propuesta de valor, el concepto de “empleabilidad” como parte de los beneficios de trabajar en esta casa? ¿Y si desarrollamos una escuela de formación? Y así fue como desarrollamos e implantamos un sistema de polivalencia global que te exponemos a continuación pensando que puede ayudarte a encontrar una solución real y tangible.

1. Las matrices de polivalencia en áreas no productivas

La polivalencia es entendida como la capacidad o nivel de versatilidad que tiene una persona de hacer un trabajo u otro, con el mismo nivel de efectividad. Este tipo de estudio se aplica generalmente en áreas productivas en las que es relativamente fácil identificar los conocimientos técnicos que tiene que tener cada persona que ocupe un determinado puesto de trabajo en una línea de producción, así como para ayudar a mejorar la productividad global del área. Esto es lo que se conoce como matriz de polivalencia y su objetivo es desarollar la “multihabilidad” de los trabajadores.

Sin embargo, es muy difícil encontrar una matriz de polivalencia en áreas no productivas o áreas staff como marketing, finanzas, I+D+i, entre otras, y en Improven nos preguntamos: ¿Porque no? Pues, gracias a la experiencia de haberla desarrollado en el área de operaciones, y nuestro entendimiento global y transversal de la empresa, consideramos que podría funcionar perfectamente. Y así efectivamente fue: ideamos en la casa, desarrollamos la idea, la implementamos con nuestro propio equipo, y se creo con ello lo que hoy está siendo una herramienta que proporciona muchos logros para nuestros clientes.

Por lo tanto, el primer aprendizaje de este artículo es: ¡Sí se pueden desarrollar matrices de polivalencia en áreas no productivas! El problema es saber que pasos dar para hacerlo de forma correcta y sobre todo entender qué nos aporta.

2. ¿Cómo nos puede ayudar un estudio de polivalencia a retener al talento de nuestra empresa y mejorar la propuesta de valor para el empleado?

Seguramente conocéis los programas para jóvenes talentos propios de las grandes empresas multinacionales a quienes se les hace un plan de carrera “especial”, a través de los cuales se les permite conocer todas las áreas de la empresa como parte de su formación como futuros directivos, de forma que, cuando lleguen a liderar la compañía, tengan una visión global y transversal de la empresa, hayan podido desarrollar multitud de habilidades y cuenten con un expertise en multitud de áreas. En ese sentido hemos pensado en esta herramienta para ayudar a desarrollar a los empleados una visión más global y transversal, lo que nosotros llamamos la “multihablidad” y el “multiexpertise”.

Esto nos permite desarrollar un plan de carrera horizontal y transversal de gran utilidad ,sobre todo, en aquellas organizaciones con estructuras pequeñas o muy chatas. También es una herramienta que nos permite definir de manera más eficiente las necesidades de formación, optimizando esta partida presupuestaria, así como su retorno esperado.

Lo más interesante de esta herramienta es que el beneficio se produce tanto para la empresa como para los empleados, potenciando su versatilidad, su “multihabilidad” y su visión, pudiendo ocupar de este modo muchos más puestos de trabajo, favoreciéndose así mismo el trabajo en equipo, el desarrollo de equipos autónomos y, como consecuencia, aumentando su “empleabilidad”.

Y ahora viene el tercer punto:

3. ¿Por dónde empezamos?

A continuación os detallo una serie de pasos que os servirán para ir implantando con éxito esta herramienta:

  • Focaliza: Nuestra recomendación es que empieces a aplicarla en un área como prueba piloto, y desarrolles y afines la metodología para luego desplegarla al resto de la organización.
  • Mapea: Realiza un mapeo de todos los procesos del área para identificar qué tareas se realizan, y asocia un puesto a cada una.
  • Asigna: Determina conocimiento hard & soft para cada tarea y puesto, y puntúalos. Luego define tu matriz de polivalencia del área.
  • Evalúa: Realiza la evaluación de la persona en función de su puesto y su puesto polivalente, y determina el nivel de polivalencia de esa área.
  • Forma & Mide: En función de los GAP detectados establece tu plan de formación y ponlo en marcha para mejorar la polivalencia de tu equipo. ¡Ahora tan solo queda medir cuánto ha mejorado la polivalencia de tu equipo!

Empieza por un área sencilla, donde sea fácil identificar los conocimientos necesarios y si puede ser un área que este acostumbrada a trabajar y mapear procesos muchísimo mejor. Es importante desarrollar una herramienta que te permita dar soporte a todo este proceso para que puedas ir evaluando cómo varía el indicador de polivalencia. Y a partir de ahí, explota todo el potencial que tiene esta herramienta, ya que en muchas de las empresas que la hemos implantado, reemplaza a las tradicionales evaluaciones por competencias, al permitir evaluar a la vez tanto la adecuación de la persona al puesto como al puesto polivalente. También ha sido desarrollada en otros casos para establecer planes de carrera transversales y horizontales a nivel de coordinadores, jefes y directores.

La atracción y retención del talento es una de las claves necesarias para construir y desarrollar una organización sólida y excepcional. A nosotros nos ha cosechado muchos éxitos. Mi deseo es que contribuya a los tuyos de igual manera.

Si quieres saber más sobre cómo mejorar los recursos de tu empresa y cómo involucrar a tu equipo no te pierdas este vídeo sobre nuestro servicio de Mejora Avanzada de la Organización.

 

Flor Barone
Directora de Improven
fbarone@improven.com
Tel. 608 769 230

Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios. Nos encanta saber tu opinión!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *