¿Te suena a cuento? Mejorar exponencialmente resultados con la metodología Lean es posible

12 Sep2017
Mejora exponencial tus resultados con el método lean

El mejor sistema de producción, según los estudios que se han desarrollado en el mundo occidental, no ha sido implantado por la gran mayoría de las empresas. Sin embargo, las empresas con resultados excelentes lo aplican. ¿De qué estamos hablando?

Uno de los casos de éxito más comentados últimamente es el de NIKE con unos magníficos resultados publicados:
– Una reducción de un 50% en tasa de defectos.
– Un 40% de reducción en el tiempo de entrega.
– Un 20% de mejora en productividad.
– Un 30 % de reducción del plazo de introducción de un nuevo modelo.

Mark Parker, CEO-Presidente de Nike, dice que: «Sostenibilidad en Nike significa centrarse en, sobre todo, la evolución de nuestro modelo de negocio para ofrecer un crecimiento rentable, aprovechando las eficiencias de la fabricación lean, minimizando nuestro impacto ambiental y utilizando las herramientas disponibles para lograr un cambio positivo en toda nuestra cadena de suministro».

En Nike se llama TRANSFORM MANUFACTURING y nos dicen: es hora de una revolución industrial Clic para tuitear

En Nike se llama TRANSFORM MANUFACTURING y nos dicen: es hora de una revolución industrial. En los últimos 20 años hemos tenido que aprender mucho a base de lidiar con la forma de aplicar y hacer cumplir estándares, con las limitaciones de la supervisión y monitorización, y con el hecho de encontrarnos con comportamientos consecuencia de pensamientos un tanto anticuados. El progreso real existe sólo cuando la gerencia de la Organización entiende que un lugar de trabajo “lean”, medioambientalmente responsable, equitativo y donde se ha dotado de responsabilidad a las personas, es un modelo de negocio productivo, rentable y exitoso.

Por tanto, no sólo los resultados en sí mismos son increíbles, sino que la historia en sí misma resulta increíble para todos los directivos occidentales. Lo dicho: suena a cuento…

Podríamos decir que en el ámbito empresarial, como en cualquier otro aspecto de la vida, todos, en mayor o menor medida, vamos aprendiendo del entorno y copiando aquello que las organizaciones con excelentes resultados hacen. Aún así, el sistema de producción Lean, así como el modelo de producción de Toyota, (ejemplo donde los haya de modelo excelente de producción) permanece ignorado. ¿Por qué? En la universidad ya estudiábamos temas de Just in time, de SEMED, TPM… Durante mis ya más de 20 años como consultor experto en estrategia y operaciones, también… ¿Qué es entonces lo que sucede? ¿Por qué veinte años después seguimos hablando de lo mismo y, aparentemente, no hacemos nada?

¿Por qué deberíamos creer entonces que este sistema es realmente perfecto?

El Lean Manufacturing es la solución que te llevará a alcanzar resultados excelentes porque es «La integración de todas las técnicas ya conocidas en un objetivo común: La perfección», y esta perfección se refleja en la Velocidad del sistema.

La mayor parte de los directivos consideran que mover el capital de forma rápida es crucial para su negocio, ya que:

  • Por una parte te libera los fondos atrapados en inventarios y en material en curso, que no se considera inventario, pero que consume recursos y además se ha sumado coste de manipulación.
  • Te facilita la reducción de cuentas de clientes, lo cual es, sin duda, prioritario, especialmente para las pequeñas y medianas empresas.
  •  Y te otorga la capacidad de llegar rápidamente a tus clientes, adelantándote de este modo a la competencia y satisfaciendo la necesidad clave de los clientes de hoy: los famosos plazos de entrega cortos.

¿Recuerdas los resultados de Nike de los que hablábamos al principio? Es exactamente esto. Solo algo es perfecto cuando se puede realizar a gran velocidad, y exactamente eso, la velocidad, es la gran diferencia entre el número uno de cualquier actividad y el resto… A modo de ejemplo pensemos en un deporte, el tenis, e imaginemos que queremos hacer un saque a una velocidad que garantice no fallar, y a continuación un saque sin fallo pero a 184 km/h…

Un sistema es perfecto cuando consigues realizar una actividad a alta velocidad y sin errores. Cuánto más rápido sea nuestro sistema de producción y nuestro sistema logístico, no sólo será más rentable, o más flexible, sino que será en su conjunto, más perfecto.

Precisamente esto, la forma de conseguir la velocidad, es la base del sistema de producción Lean: la eliminación sistemática de lo que en japonés llaman MUDA, es decir, la eliminación sistemática de las pérdidas o despilfarro, y las técnicas de 5S, SMED, TPM, etc… son las que nos permiten obtener estos resultados, y que por tanto se presentan como necesarias para conseguir organizaciones excelentes.

El lean manufacturign, método clave contra el despilfarro en procesos

Aplicar todas estas técnicas de manera integrada, como un sistema, supondrá con toda probabilidad, un cambio de principios en la organización:

1. El enfoque y la prioridad será la acción y pasaremos de imaginar los problemas y las soluciones a verlos en la línea de producción, en el almacén, en la oficina dónde se realiza el trabajo. Esto es, pasaremos a redescubrir los problemas en el “Gemba”, el lugar de trabajo. Este enfoque práctico se debe basar en la implantación rápida de las soluciones, ya que, como avanzabamos antes, «una de las características fundamentales de las empresas líderes es la capacidad de implantar soluciones de manera rápida, en plazos del orden de una semana».
2. La búsqueda de la perfección será continua, por lo tanto, no bastará con alcanzar algunos resultados. Sólo la perfección es aceptable y sólo la eliminación completa del MUDA es el objetivo, sabiendo que se trata de un trabajo a desarrollar durante años.
3. Se hará hueco para un nuevo papel para el personal operativo, donde se convierta en el verdadero generador de las oportunidades de mejora y de su implantación práctica. Los Supervisores cambian el Rol y apoyan y ayudan para conseguir resultados y facilitar el trabajo. El personal aplica de manera sistemática el método científico en los problemas que descubren. Sólo así se puede alcanzar la perfección.

 

Desde mi punto de vista, es nuestra responsabilidad como directivos iniciar en nuestras organizaciones este camino hacia la perfección y conseguir de este modo, siendo los actores principales, la transformación de nuestra organización en una organización rápida, una organización perfecta, o, como nos gusta decir en Improven, como dice nuestra visión, una organización excelente.

Y ahora, déjame que te pregunte: ¿te suena a cuento o a realidad?

Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios. Nos encanta saber tu opinión!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *