Las 10 tendencias de I+D en alimentación

29 Jul2014

El sector Alimentario vivimos un contexto lleno de retos en esta esperada salida de la crisis:

Crecimientos bajos de la demanda (tanto en Gran Distribución como en HORECA y colectividades).
• Continuo aumento de la cuota de la marca del distribuidor (MDD).
Reducción de precios en la mayoría de las familias de productos.
Indiferenciación de productos (por la “vuelta a los básicos” del consumidor y la mayor sofisticación de la MDD).
Concienciación de un consumo más austero por parte del consumidor.

Como en todos los sectores, pero critico en gran consumo, la innovación debe servir para diferenciar el producto, desmarcarse de la competencia, y mejorar el margen.

¿Cuáles son las nuevas tendencias en la innovación alimentaria? ¿Qué novedades veremosen los lineales de los supermercados en los próximos años?

1. Facilidad de utilización: más sencillo, más fácil de cocinar, menos suciedad, mejor resultado con menor esfuerzo… sigue la tendencia hacia la “cocina fácil”: utilización de horno y sartén pero con pocas complicaciones y con ingredientes naturales. Productos que facilitan comer bien en casa pero sin invertir demasiado tiempo, y sin tener que comprar demasiados ingredientes…
2. Simplicidad: relacionado con lo anterior, la crisis dejará un poso de “vuelta a la cocina” a la hora de comprar: se cocina más (más lechuga fresca y menos envasada). Muy importantes las webs de las empresas y las redes sociales como soportes de información para recetas, recomendaciones…
3. Conciencia social y ambiental: Aunque en España con menor intensidad, es creciente en muchos segmentos del mercado la tendencia a conocer el origen e impacto social de su compra (café solidario) así como posibles daños medioambientales durante su fabricación, transporte…
4. Funcionalidad: Seguirá la tendencia de añadir propiedades funcionales a productos comunes (zumos, lácteos…): colesterol, energía, calcio, probióticos… preferiblemente con ingredientes naturales (quínoa, soja).
5. Comidas del mundo: Aumentará la curiosidad de los consumidores por otras cocinas, que se harán más habituales en loas hogares y (no sólo para ocasiones especiales). Ingredientes muy específicos de otras cocinas se harán habituales (salsa de soja, hummus…).
6. Naturalidad: mayor esfuerzo en I+D y en comunicación con el objetivo de incorporar productos más naturales en los alimentos: menos conservantes artificiales, menos colorantes, y con propiedades funcionales.
7. Caprichos de bajo precio: consumo de indulgencia (dulces, snacks, bebidas…) que compensan el descenso del presupuesto familiar para comer fuera de casa. Formatos de impulso de productos tradicionalmente presentados en otros formatos (snacks de cárnicos curados, como los minis de Campofrío, cañitas de Espuña,
8. Mix de sabores: Mezcla de sabores de referencias e incluso marcas distintas (cobranding, como Philadelphia + Milka, Papas Vicente Vidal + Allioli Choví…) crean combinaciones provocadoras y apetecibles (siempre según opiniones) que envuelven a los productos más “normales” y potencian la imagen de marca.
9. Entornos digitales: incorporación de nuevos canales digitales para complementar la información, recetas, recomendaciones, posibles usos… de los alimentos son una herramienta de diferenciación muy potente.
10. Especialización: aparición de nuevas marcas especialistas en nichos de productos gourmet, con ingredientes tradicionales y de alta calidad con alto margen (y precio), muchas de carácter regional y otras más exitosas con alcance nacional.

Están apareciendo nuevas oportunidades para jugadores pequeños y medianos, de crear nichos de mercado rentables y aprovecharlos para recuperar espacio en el lineal. Lo importante es conocer el target de cliente deseado y no desviarnos en exceso de nuestro segmento actual para no caer en el error de cambiar el posicionamiento de la marca.
¿Y ahora qué? Un estudio de AECOC (Shopper view) muestra que el 57,7% de las pruebas de producto por parte de los nuevos consumidores se deciden en el lineal. Por lo tanto, quizás no sea es tan necesaria mucha inversión en publicidad (casi igual de efectiva que el boca-oreja, 16,7% vs. 14,7%), aunque obviamente sí es recomendable inversión en PLV.
La innovación, es una manera de ver la empresa que está al alcance de todos, y también para productos con poca marca, y con el estrechamiento de márgenes comerciales es más una obligación que una oportunidad.
En Improven podemos ayudarte, porque desarrollamos proyectos de estimulación y desarrollo de I+D analizando el posicionamiento de la marca en el mercado, ypero también definiendo con la empresa el portfolio de producto y la necesidad de lanzamientos para los próximos

Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios. Nos encanta saber tu opinión!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *