¿Cómo reconquistar los reinos de taifas de la organización?

25 Jun

La perspectiva vertical y departamentalizada de la organización es una ventana sin vistas, de patio interior. Si se quiere entender lo que se está haciendo en la organización para entregar valor al cliente, hay que mirar de forma trasversal y no jerárquica: en particular en los procesos de generación de valor donde las diferentes funciones van haciendo sus aportes o… desgraciadamente también lastran el proceso con demoras o retienen recelosos lo que tienen para proteger su pequeña taifa.

Los inicios de un Reino de Taifas. El Califato de Córdoba

La organización al emprender la apasionante aventura de convertir una idea en realidad, dedica todos sus esfuerzos a la satisfacción del cliente; e incluso a que la experiencia de este sea memorable o, cuanto menos, que le deje buen sabor. Muchas veces el arranque comienza con una sola persona, un hombre orquesta: el emprendedor.  A media que la empresa crece, comienza a configurarse una estructura organizativa, aún liviana; donde se van estableciendo responsabilidades, aunque al final todo el mundo hace un poco de todo, y siempre se echa un mano aquí y allá para para que las cosas funcionen. La motivación e ilusión del equipo por un proyecto que hacen propio es manifiesta. Los pequeños logros conseguidos, que van constituyendo el éxito del proyecto, se comparten y celebran en “familia”.

Cómo se forman los Reinos de Taifas

Ese éxito acaba demandando una estructura organizativa adecuada al volumen de negocio, y quizás una “mayor profesionalización”. Este es el momento en el que las diferentes áreas funcionales de la empresa empiezan a engordar, y donde la fluidez en la concatenación de actividades para la creación valor para cliente y consumidor, empieza a depender más de la buena voluntad de las personas que de la configuración de los procesos. El problema es que existen personas voluntariosas que se deben a su departamento y tienen poca o ninguna visión global de negocio; y lo que es peor: existen personas más preocupadas por sus intereses particulares que por los de compañía. Este es precisamente y salvando las distancias lo que llevó a la desintegración del Califato de Córdoba en una constelación organizativa de reinos independientes debilitados por la lucha de poder: los Reinos de Taifas.

La Reconquista Organizativa de los Reinos de Taifas no supone el tomar un enfoque estructuralmente divergente, sino una priorización de los procesos trasversales de creación de valor sobre los departamentales Clic para tuitear

 

Cómo recuperar la correcta organización: La Reconquista

La Reconquista Organizativa de los Reinos de Taifas no supone el tomar un enfoque estructuralmente divergente, sino una priorización de los procesos trasversales de creación de valor sobre los departamentales.  Por ello, la “Reconquista Organizativa” hay que empezarla:

  • Navegando los procesos para entender sus meandros, rápidos y afluentes. La desembocadura no habla necesariamente de lo eficiente que hemos sido o el recorrido de mejora en esa experiencia al cliente.
  • Asegurando que todo el mundo entienda el “para qué” de lo que se está haciendo. En este sentido, el cometido funcional pasa a un segundo plano para dar importancia a quién y cómo se entrega el testigo, y cómo y a quién se debe entregar, siempre entendiendo la marcha de la carrera entera y sabiendo el aporte dado para la consecución de logros
  • Dotando de autonomía a los empleados de la organización y orientarles a la acción dentro del proceso para que en su obsesión por el cliente se acabe alcanzando la excelencia.

 

Así pues, toda persona en la organización debe ser consciente de “para qué” se están haciendo las cosas, conocedor de su aporte de valor, tener visibilidad del proceso entero, y disponer de autonomía e iniciativa para promover mejoras. Al fin y al cabo, es el cliente el que debe servir de inspiración y guía… incluso para destronar a los reyezuelos de taifas.

¿Quieres saber más sobre cambios organizativos? Aquí tienes este artículo:

estrategia / generación de valor / organización / procesos / estructura

estrategia / generación de valor / organización / procesos / estructura

Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios. Nos encanta saber tu opinión!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *