900 194 000 Contacto Nuestros clientes Trabaja con nosotros Equipo Webinar

Todas las dudas para aplicar el ERTE: qué, a quién, cómo y hasta cuándo

20-marzo, 20
Aplicacion ERTE
Improven

Improven

A estas alturas, ya nadie es ajeno a las dificultades a las que las pequeñas y medianas empresas españolas están haciendo frente.

Hace menos de una semana parece que estábamos en otro país, en mi caso tenía previsto un viaje por la zona norte de España, y las cifras oficiales de contagiados por el COVID-19, entorno de unas 300 personas, siendo preocupantes, no pasaban de ser el 0,001% de la población, con lo que pocos pensábamos que nos iba a tocar a nosotros mismos…

Hoy, ya sabemos que las cifras oficiales solo reflejan una parte muy pequeña de los contagiados, el estado de alarma se ha declarado, las personas han de quedarse en casa… y la actividad económica, poniendo por delante la salud de los ciudadanos como no puede ser de otra forma, se ha desplomado.

Es la obligación de todas la personas que formamos las empresas, empresarios, directivos, y empleados,  el unir fuerzas, y el trabajar desde la colaboración para conseguir que esta situación coyuntural no se vuelva estructural.

En muchas empresas, esta situación, ya sea por implicación directa de las directivas del estado de alarma declarado, o por derivadas de esta situación, se está viendo una repentina caída de la demanda, que ocasionará un descenso de los ingresos y que derivará muy pronto en tensiones de tesorería.

Aplicacion ERTE

Una buena solución coyuntural, para un problema que es coyuntural, puede ser la aplicación de un ERTE, y evidentemente ya lo sabes, pero aun así lo vamos a remarcar: en este tipo de situaciones, la velocidad es la palanca que puede evitar que el problema se vuelva estructural.

Es importante  tratar de aclarar de un modo básico qué es un ERTE, a quien le puede interesar aplicarlo, cómo, y hasta cuándo.

1) ¿Qué es un ERTE?

Un Expediente de Regulación Temporal de Empleo es un instrumento que la Administración pone a disposición de las empresas para pasar una situación temporal de caída de la actividad, debido a causas, técnicas, organizativas, productivas o económicas.

En la situación en la que nos encontramos, se abre la posibilidad de que la causa sea de fuerza mayor, (por ejemplo, que el estado nos obligue a parar la actividad mediante la declaración del estado de alarma).

Un descenso de la demanda debido al COVID-19 puede demostrarse mediante la realización del análisis pertinente, y la redacción de la memoria asociada como una causa productiva, suficiente para que se nos conceda la aplicación de un ERTE proporcional a ese descenso de la actividad.

La realización de un ERTE debe seguir una serie de pasos, como son la recopilación de los datos que justifiquen la medida, la confección de un plan de actividad para la aplicación de la medida, con los trabajadores afectados y la forma de afectación, y la recopilación de estos 2 pasos en una memoria que habrá de presentarse a la autoridad laboral, junto a la comunicación de la apertura del periodo de consultas.

Una vez hecho esto, se abre dicho periodo de negociación con la representación sindical de los trabajadores de la empresa, que tendrá una duración de 7 a 15 días, y en la que lo deseable es llegar a un acuerdo dados los hechos a los que nos enfrentamos.

Durante el periodo de aplicación del ERTE, que puede ser por jornadas (total o parcial) o por reducción de horas de la jornada, los trabajadores tendrán derecho al paro, hayan o no devengado los 365 días que hasta la fecha hacían falta, y la empresa estará exenta del pago de los salarios de forma proporcional a la reducción establecida y como novedad, de las cotizaciones sociales asociadas.

2) A qué empresas le puede interesar aplicarlo

A todas las empresas que hayan visto una caída significativa de su actividad por la actual crisis del COVID-19.

Ante este tipo de situaciones es clave asegurar la caja de la compañía, y para ello es importante poder variabilizar el mayor número de gastos de la empresa.

Es verdad que todos esperamos que esto sea una situación temporal, y por ello, lo mejor es aplicar de forma rápida una solución temporal, ya que los trabajadores deben tener la tranquilidad de que una vez la situación se normalice, vuelven a las mismas condiciones laborales que tenían antes de la aplicación del ERTE.

Aplicacion ERTE

3) ¿Cómo aplicarlo?

Uno de los pasos más complejos de la aplicación de un ERTE, es pasar de la teoría (análisis de situación, memoria, negociación y presentación) a la práctica (ejecución), y es aquí donde realmente se pueden llegar a materializar los ahorros que la empresa, y sus trabajadores necesitan para lograr que la empresa sea sostenible en el tiempo.

Para empezar hay que analizar con frialdad la situación, entender qué actividades son clave y cuáles no lo son.

Debemos concentrarnos en cubrir nuestra actividad productiva, qué necesito para llevar esto a cabo, en qué momentos, decidir si paramos las máquinas o no, y luego ver si las actividades soporte, las vamos a parar por un tiempo o vamos a seguir con ellas.

Es muy importante concentrarse en estos momentos en la fabricación de productos o servicios clave, (aquellos que me aportan el 95% de la facturación) porque es así como conseguiremos una aplicación real de lo pactado con nuestros trabajadores.

4) Y la gran pregunta, ¿hasta cuándo hemos de pedirlo?

Pues una cosa es la duración de la pandemia, y otra es la duración de la situación de bajada de actividad de la compañía.

Aquí recomiendo transparencia con los empleados, y no prometer cosas que están fuera de nuestro alcance.

Freepik

Evidentemente todos queremos que esto dure lo menos posible, y hemos de trabajar para que así sea, pero ahora mismo nadie tiene la bola de cristal sectorial que me asegure cuando se va a normalizar la situación para tu empresa.

Personalmente no veo una recuperación total de la actividad hasta después de verano. Pero es posible pactar dentro del modelo de aplicación la recuperación progresiva de los puestos o de las horas en función de niveles de actividad medible

Es importante recordar que la velocidad en la toma de decisiones, es tan importante como la pausa en la ejecución.

Desde Improven estamos a vuestra disposición para aclarar las dudas que os puedan quedar, y si lo necesitáis para ayudaros a diseñar la mejor estrategia para asegurar la continuidad de tu empresa en estos momentos de incertidumbre.

 

Dani Lloret

Manager de Improven

Suscríbete a nuestra
Newsletter
Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios.
¡Nos encata saber tu opinión!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este Sitio Web utiliza Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar el contenido, analizar nuestros servicios, ofrecer funciones de redes sociales, analizar el tráfico y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación.

Aceptar Rechazar Configurar Ver la política de cookies

Cookies