El papel de los mandos intermedios en la era digital

25 Mar2019
equipos autogestionados, management, nuevas tendencias management, organizaciones 4.0

 

 

El papel de los mandos intermedios ha sido crucial en muchas empresas y, en no pocas ocasiones, poco valorado. Nuevas tendencias en management que abogan por equipos autogestionados y autogobernados cuestionan la razón de ser de esta figura que se asocia a un coste por mala gestión organizativa y empoderamiento deficiente. La mayoría de nuestras empresas están bastante lejos de estos modelos de gestión de personas tan innovadores, y La velocidad a la que llega la era digital va a requerir cambios profundos en las organizaciones. Clic para tuitear. Por ello, como se hace necesario implementar nuevas estrategias con rapidez para seguir siendo competitivos, hay que reconsiderar cómo, directivos y mandos intermedios, pueden mejorar el trabajo conjunto para lograr el éxito.

Casi todas las compañías los tienen. Puede haber pocos o muchos en una organización, pero todos comparten la misma categoría ocupacional: mandos intermedios. Son el “pegamento” que mantiene unida la organización, sirviendo de puente entre la alta dirección y los trabajadores. Son ellos que en el día a día implementan la estrategia y los cambios organizativos, manteniendo a los trabajadores focalizados en las tareas necesarias del negocio tanto en los buenos ciclos económicos como en los malos.

Sin embargo, son un grupo de empleados cuyo desarrollo y retención representa hoy un reto para la alta direccion. De hecho, algunas encuestas indican que el 30% de los mandos intermedios están insatisfechos y en búsqueda de nuevos retos ante la falta de un plan de desarrollo dentro de su organización. Clic para tuitearUna de las razones principales para ello es la falta de perspectivas para crecer y desarrollarse dentro de su organización. 

Muchas compañías están experimentando renovaciones entre sus filas por la guerra por el talento, lo que constituye un reto, ya que los nuevos no tienen siempre la capacidad para ejecutar las estrategias que las empresas demandan en el corto plazo. Los altos directivos pueden dedicar todo su tiempo a crear estrategias pero, sin mandos adecuados y comprometidos para implementarlas, no se avanzará demasiado en el camino hacia el logro de los objetivos establecidos. La ejecución es hoy un factor crítico de la estrategia, porque una lenta o parcial implementación, echa al traste la mejor de las estrategias. Clic para tuitear.

Aparte de los problemas de implementación, el costo de las renovaciones está siendo muy alto para las empresas. Y es que tan importante es saber captar mandos adecuados, cómo desarrollarlos y vincularlos al proyecto empresarial; muchas compañías que sufren indicadores de gestión malos se están dando cuenta de este hecho.

 

¿Qué roles debemos de exigir a los mandos intermedios hoy?

 

  • Garantizar que las acciones, tareas y conductas se alineen con la visión de la empresa.
  • Desarrollar a todos los niveles una cultura de servicio al cliente mediante buenos ejemplos.
  • No solo dirigir a las personas sino además guiarlas y motivarlas.
  • Tener buena visión para los negocios para facilitar tomas de decisiones adecuadas.
  • Responsabilizarse de la creación de la cultura de empresa y no tomar como tónica general el acudir a los altos directivos para ser orientados en este área.
  • Movilizar a los trabajadores a impulsar la calidad e involucrarlos en el perfeccionamiento de los procesos.
  • Garantizar el flujo correcto de información a todos los niveles.
  • Controlar el comportamiento de los trabajadores y centrar la atención en los esfuerzos del equipo para entregar calidad.

El comportamiento y la actitud de los ejecutivos de nivel medio conforman, en última instancia, la cultura general de una organización. Para tomar el pulso de una organización, hay que observar cómo dichos mandos se comunican y el contenido de la comunicación (con comunicaciones y motivaciones positivas, los empleados podrán sentirse involucrados y responsabilizados).

Los altos directivos deben centrar su atención, en primer lugar, en capacitar a la capa de los ejecutivos de nivel medio (lo que se ha llamado “hacer hacer”), ya que estos pueden representar una gran diferencia en el crecimiento de la organización. Ellos conforman la cultura y establecen el tono y la conducta de la gente que ejecuta. Un personal directivo de nivel intermedio fuerte es igual a una fuerte organización Clic para tuitear

¿Qué factores de éxito son claves para convertirse en la era digital en un mando intermedio valioso?

 

Conviértase en propietario; tome posesión de todo lo que esté dentro de su área de trabajo; diríjase a sí mismo eficientemente, y esté siempre dispuesto a asumir la responsabilidad por el rendimiento suyo y de sus empleados. Los “propietarios” son altamente proactivos y se encuentran bien orientados en lugar de simplemente ser elementos reaccionarios y que no avanzan.  

Tome la iniciativa. Siempre busque que el trabajo se realice, aun cuando se enfrente a un posible fracaso o adversidad. Su comportamiento positivo se convertirá en un hábito para usted y para los que usted dirige. Es mejor asumir una posición y seguirla que sentarse detrás de la barrera y actuar como abogado del diablo.

Ponga en práctica su ingenio. Proporcione ideas que puedan resolver problemas prácticos, técnicos y sociales. Sea una fuente constante de nuevas y mejores alternativas, y esté dispuesto a hacerlas realidad. Haga suya la misión de reevaluar constantemente los procesos relacionados con las tareas y la gente que dependan de usted.

Fomente la confianza. No hay nada peor para causar un pésimo impacto que las promesas no cumplidas. Cumpla con sus compromisos. Cumpla sus promesas cabalmente.  Enfréntese a sí mismo o a cualquier otro que obstaculice su progreso por no ser suficientemente confiable. No recurra a echar la culpa a otros, ya que esto solo provocará desconfianza.

Incorpore a la gente. La influencia es su herramienta más poderosa. Concéntrese en las necesidades de su gente y ayúdelos a sentir que son dueños de su propio espacio, sus tareas y sus éxitos. La capacidad de delegar con apoyo es vital y si se aplica correctamente conducirá al compromiso y al desarrollo.

Oriéntese hacia una actitud de servicio. Los directivos exitosos se consideran a sí mismos como proveedores de servicios. Un fuerte sentido de colaboración los obliga a ver, no solo quiénes pueden servirle, sino a quiénes pueden servir, creando a su vez una atmósfera de apoyo a las ideas y de ayuda a las tareas laborales cotidianas.

Retroaliméntese. Esté dispuesto a oír comentarios acerca de sus deficiencias y vea esto como una oportunidad en vez de una crítica. Oiga las críticas sin adoptar una actitud defensiva para que estas le puedan proporcionar oportunidades para crecer que probablemente jamás supo que existían.

Priorice. Utilice su tiempo eficazmente, dedicar demasiado tiempo a actividades que no son importantes le roba tiempo del que puede dedicar a las que sí lo son. El tiempo es precioso, así que úselo sabiamente.

En resumen, en la era digital, las empresas deben de acelerar la evolución de su modelo de negocio para ser más ágiles, competitivas y sostenibles. Para este proyecto, la alta dirección debe apreciar más el nuevo papel que puede desempeñar el mando intermedio y darse cuenta del valor que estos deben aportar a la organización. Por otra parte, estos mandos deben entender mejor cuál es el fin de su trabajo, y visualizar la oportunidad que tienen ante ellos. Este conocimiento les permitirá priorizar su tiempo más eficazmente y garantizar que concentren su energía en realizar las tareas adecuadas para ser claves en el proyecto empresarial.

 

David Gandia

Socio de Improven

dgandia@improven.com

Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios. Nos encanta saber tu opinión!

Comentarios

  1. Me parece un planteamiento muy interesante, especialmente interesante cuando hablan de que adquieran más funciones, más allá de las meramente informativas. Seguramente son un escalafón a explotar aunque por lo que leo, no todo el mundo vale, entiendo que es necesario algún tipo de formación mandos intermedios para que puedan llegar a conseguir resultados satisfactorios.

  2. Sin duda alguna los puestos directivos ejercen una influencia importante y ellos aun una pieza esencial para la empresa. Llevar la responsabilidad como líder puede ser difícil, pero el generar objetivos personales y empresariales y sus efectos estudiarlos nos ayuda a encontrar debilidades y que podamos lograr mejorarlas para lograr éxito y ser competitivos y mas.

  3. Que bueno articulo, es grato encontrar información que aporte valor al tema. Definitivamente la evaluación de 360 grados es una herramienta extraordinaria para ayudar a la gente a identificar sus fortalezas y debilidades, es como verte en el espejo desde diferentes algunos, y ver cosas que comúnmente no ves. Creo que también la madurez con que la persona tome su resultado importa mucho, por que si lo toma de manera negativa, no le ayudara a crecer, mas bien pondrá barreras. gracias

    1. Muchas gracias! Los mandos intermedios son piezas clave en las organizaciones. Si hay algún tema del que te gustaría que hablásemos, puedes decírnoslo en el formulario que encontrarás al final de cada post!

  4. mil gracias por el articulo me parece muy interesante la
    forma cómo se aborda el tema. Quisiera comentarte que he
    leído varios blogs sobre el tema y este es el que me has
    gustado más. Felicitaciones!, agradezco el tiempo que te diste para escribirlo.
    gracias, seguiré al tanto de estos artículos.

  5. Muy interesante el artículo. En plena era digital, cada vez más y debido a la complejidad del entorno en el operan las empresas, los mandos intermedios tienen un papel fundamental, ya que son ellos los que deben ejecutar e implementar la estrategia diseñada, además también deberían participar en el diseño de la estrategia porque son ellos los que mejor conocen tanto las necesidades del mercado como las inquietudes de sus compañeros/empleados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *