900 194 000 Contacto Nuestros clientes Trabaja con nosotros Equipo Webinar

Las primeras medidas económicas del gobierno ante el COVID-19

16-marzo, 20
medidas economicas gobierno coronavirus
Improven

Improven

En las primeras horas tras decretar el estado de Alarma, Pedro Sánchez también ha avanzado medidas de apoyo a la actividad económica y empresas para garantizar la liquidez en estos tiempos de emergencia.

Aunque está previsto que en las próximas horas se aprueben más medidas, la medida más importante es la relativa a los ERTE, que implica un cambio normativo para que las empresas puedan utilizar con flexibilidad ese mecanismo y los trabajadores estén protegidos por una prestación de desempleo mientras dure el parón de la actividad derivado del coronavirus.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la conferencia que mantuvo el domingo con los presidentes autonómicos. EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la conferencia que mantuvo el domingo con los presidentes autonómicos. EFE

El Consejo de Ministros aprobó la primera batería de medidas en lo que calificó como el «primer plan de choque económico» frente a la pandemia.

La respuesta fue que el Gobierno ha preparado cerca de 19.000 millones de euros, de los cuales, más de 14.000 millones permitirían a las empresas demorar el pago de impuestos durante seis meses y sin intereses para que cuenten con más recursos para pasar esta crisis.

También se ha abierto una línea del ICO con 400 millones de euros para sectores, como el turismo, que han sufrido un desplome de su actividad.

Del mismo modo, se ha aprobado un decreto para que sea el Estado el que se haga cargo del pago de las bajas laborales por coronavirus o por las cuarentenas.

“Estamos preparados para el estado de alarma. Tenemos las ideas, las políticas claras, y no nos va a temblar la mano para ganar al virus”, ha señalado Pedro Sánchez.

“Quiero decirle a los trabajadores, autónomos y empresarios que el Gobierno de España va a hacer todo lo que esté en su mano para amortiguar estas exigencias de salud pública”, proclamó Sánchez.

El Gobierno ya descontaba que en los próximos días habrá expedientes temporales de suspensión de empleo (ERTE) y caídas de actividad importantes en las empresas.

Para que esos retrocesos de actividad no se lleven por delante a las empresas, el Gobierno agilizará los ERTE y aliviará así los costes laborales. Este fue uno de los puntos que pactaron sindicatos y empresarios el pasado jueves y le hicieron llegar al Ejecutivo en una reunión conjunta.

La otra cara es “el apoyo a los afectados”

Sánchez no dio detalles, pero el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, y el pacto de empresarios y sindicatos reclamaban que los trabajadores afectados por estas suspensiones de empleo puedan cobrar la prestación por desempleo sin que estas ayudas reduzcan los derechos que ya tengan acumulados.

La siguiente vía de acción será el apoyo a pymes y autónomos.

Mujer autonoma con su ordenador - teletrabajo

Una de las grandes preocupaciones de La Moncloa durante los últimos días es que la crisis provocada por la Covid-19 termine afectando a empresas viables.

Recuerdan el inicio de la crisis financiera de 2008, cuando la sequía de liquidez terminó afectando a miles de empresas que hasta entonces eran rentables.

Fuentes gubernamentales admiten que trabajan en un instrumento financiero para apoyar y garantizar la liquidez de las pequeñas y medianas empresas (pymes) y autónomos a través de mecanismos facilitados por el ICO.

El Gobierno ya aprobó el pasado jueves en un Consejo de Ministros extraordinario una moratoria fiscal para que las pymes y los autónomos puedan aplazar el pago de impuestos durante seis meses.

El presidente del Gobierno explicó que esta medida supondría movilizar en torno a 14.000 millones en el sistema productivo español.

Fuentes del Gobierno reconocen que hasta ahora la crisis del coronavirus no está teniendo una incidencia muy grave en el mercado laboral. Argumentan que hasta hace una semana la afiliación a la Seguridad Social crecía cerca de un 1,2% en términos interanuales.

Pero en el seno de La Moncloa crece la preocupación porque a partir de mañana, cuando la actividad económica sufra un parón por la declaración del estado de alarma, se produzcan despidos masivos.

Por eso, insisten en que hay que tomar medidas en el ámbito laboral como la flexibilización de los despidos temporales.

La cuestión ahora es saber hasta cuándo durará la emergencia sanitaria, cuánto se extenderá el frenazo económico y cómo se activa después la recuperación para que sea rápida e intensa y deje las menores cicatrices posibles.

Ese sentido de urgencia se percibe en lo sanitario, pero no en lo económico. Y en ambos frentes, la falta de coordinación europea es más que preocupante.

Empresas y trabajadores están en general afrontando la situación con responsabilidad.

Las compañías han antepuesto la preocupación por la salud y la seguridad de sus trabajadores, facilitando el teletrabajo y la prevención.

Ahora le toca a los Gobiernos respaldar ese esfuerzo con medidas urgentes y coordinadas, propias de un estado de alarma económico.

Suscríbete a nuestra
Newsletter
Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios.
¡Nos encata saber tu opinión!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este Sitio Web utiliza Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar el contenido, analizar nuestros servicios, ofrecer funciones de redes sociales, analizar el tráfico y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación.

Aceptar Rechazar Configurar Ver la política de cookies

Cookies