Optimiza el consumo de cartón ondulado mediante la planificación

2 May2014
Optimiza el consumo de carton ondulado mediante la planificacion

En la cuenta de resultados de los fabricantes de cartón ondulado, el papel pesa  entre un 40%-60% dependiendo entre otros del mix de aporte de valor de producto.  Cualquier acción que se pueda implantar para optimizar su consumo, supondrá un importante impacto en la cuenta de resultados.

Todo el sector sabe que es así, y por eso tiene puesto siempre un ojo en esta parte del proceso. Sin embargo, por nuestra experiencia colaborando con empresas del sector, detectamos que todavía existe recorrido de mejora en este apartado de la gestión, veamos qué puntos clave conviene tener en cuenta:

  1. Optimización del lote. Cuanto mayor sea la cartera de pedidos que tenga el programador en el momento de planificar, mejor optimización de la bobina conseguirá. Para conseguir un mayor volumen de cartera de pedidos, se puede gestionar los diferentes pedidos en función de las rutas de servicio y el tipo de cliente pero siempre balanceando correctamente dar un nivel de servicio excelente a los clientes. No todos los clientes son iguales, por lo que debemos diferenciarlos y dar un trato preferente a los mejores clientes y un buen nivel de servicio al resto.

2. Ancho de la bobina. Hay que estudiar periódicamente la cartera de pedidos para identificar si el ancho de las bobinas que se está comprando es el idóneo para su optimización. Revisemos este punto para sacar el mayor partido al papel.

3. Incidencias de máquina más mermas. Conforme se van deteriorando las máquinas, comienzan a ser menos productivas y a generar un mayor porcentaje de mermas. ¿Cuándo se debe la empresa plantear invertir? Tengamos un estudio preparado y fácilmente actualizable dónde, según los indicadores de productividad y mermas, se ofrezca un retorno de la inversión a plantear adecuado a nuestros objetivos de empresa.

4. Pedidos contra stock. Según ciertos clientes y ciertos productos, podemos alisar la demanda planificando pedidos contra stock para optimizar los lotes. Analicemos correctamente con qué clientes es susceptible hacer esto, con qué referencias y si la empresa puede soportar las necesidades financieras que esto va a provocar.

5. Buffers intermedios. Otro elemento que hay que tener en cuenta es la gestión de los buffers intermedios. Coordinar una planificación global de planta reduce estos buffers, los movimientos de materiales y las necesidades de financiación de la empresa y por lo tanto, los costes de la empresa.

6. Gestión de cabos. Uno de los retos en las empresas del sector es la gestión de los cabos que se van generando diariamente. Hay que definir un proceso claro y sencillo para identificar claramente qué cabos y de qué volumen dispone la empresa en stock y cuál es el proceso de planificación adecuado para descontarlos.

7. Cuñas de producción. Otro elemento importante a reducir para mejorar el consumo de papel es definir una metodología clara de gestión de las urgencias. Para esto, es fundamental identificar y diferenciar a cada uno de los clientes de la empresa y definir una actuación concreta para cada uno de ellos.

Existe actualmente un nivel de competencia muy fuerte en el mercado que está presionado los precios, y reduciendo sustancialmente los márgenes empresariales. Una de las condiciones de la competitividad, es la continua excelencia productiva. Estemos seguros de estar entre los más productivos, vigilando esta parte del negocio, y planteando acciones de mejora que puedan dar algo más de rentabilidad a la misma.

Autor: Carlos Manglano

Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios. Nos encanta saber tu opinión!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *