Etiqueta: competitividad

Fabricantes de alimentación: las reglas han cambiado

1-junio, 21
fabricantes alimentacion reglas
Improven

Improven

El nuevo escenario ha cambiado definitivamente los hábitos del consumidor, para quien el precio se ha convertido en el elemento principal en su decisión de compra, aunque no el único. El contexto actual se caracteriza, mayoritariamente, por un consumidor más racional que compra menos y a precios más baratos, busca activamente promociones, compra impulsivamente marca blanca, compara precios, visita diferentes establecimientos para comprar selectivamente, reduce el tamaño de sus cestas y tiene menor predeterminación por los productos de marca.

(más…)

Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios.
¡Nos encata saber tu opinión!

3 claves para que tu empresa alcance el éxito

19-mayo, 21
claves empresariales
Improven

Improven

Aunque que sus resultados económicos son algo mejores, los empresarios andan preocupados. Es cierto que el panorama actual no ayuda demasiado, y muchos ante la incertidumbre generada, retraen las inversiones “por si acaso”…

Los fondos internacionales también han levantado el pie, y han puesto a España en su radar. Pero lo que de verdad preocupa a los empresarios es más profundo. “La cosa de verdad no va fina” decía uno esta semana, y es lo que se está oyendo desde hace meses. Y si bien es cierto que están creciendo las ventas, la rentabilidad de los negocios no es la de antes, se anda más justo, lo que sumado a los nuevos retos que llegan, esto genera incertidumbre de cara al futuro tan incierto.

Podríamos enumerar un sinnúmero de cuestiones de actualidad que alimentan esta sensación, y otras con efectos más en el medio plazo. Un entorno macro complejo e impredecible (V.U.C.A.), la mayor complejidad y coste de la globalización de los negocios, la aceleración tecnológica que no se detiene, la transformación digital que nadie parece muy bien entender qué es y cómo es, el tsunami de la economía colaborativa que alcanza a más sectores, la progresiva pero masiva llegada de nuevas generaciones de perfiles de consumidores y empleados al mercado,…

[inlinetweet prefix=»» tweeter=»» suffix=»»]Ante esto, y por los miedos, la complejidad interna, el desconocimiento, el ego, o el estar inmerso demasiado en el día a día, las empresas no se adaptan bien y reaccionan lentamente o no lo hacen[/inlinetweet].

Quiero proponerte estimado lector 3 claves para asegurarte que pase lo que pase en tu entorno, estás preparado para adaptarte a nuevas realidades.

1) Revisa periódicamente la vigencia de tu Core
2) Innova y ejecuta los cambios con rapidez
3) Construye un equipo ganador

Revisa periódicamente la vigencia de tu Core. Los sectores evolucionan a mucha velocidad, las ventajas de ayer en tu negocio, hoy ya no son. Es crítico tomar conciencia de esta realidad. En términos de estrategia una buena idea, nunca lo es mucho tiempo, porque cuanto más pertinente es una idea más rápidamente es copiada y pierde su interés estratégico. Este el motivo por el que encontrar ángulos originales de competitividad que resistan más tiempo a la copia es una dimensión fundamental de la estrategia: recursos únicos, competencias distintivas, barreras de entrada altas, nuevos segmentos actitudinales de clientes, y la propiedad intelectual están en el primer lugar del arsenal del estratega. Las empresas que disponen de una declaración explícita y compartida de su visión, misión y valores, revisan regularmente sus estrategia y acciones, orientan mejor sus acciones y afrontan de forma óptima sus imprevistos. ¿Revisas periódicamente la vigencia de tu propuesta de valor al mercado? Lo que antes era tu Core, ¿lo sigue siendo hoy? O al contrario se han erosionado estas diferencias, ¿pero sigues haciendo lo mismo?

 

Muchas empresas siguen en la misma senda por inercia. Estoy muy de acuerdo con Enrique Quemada, Presidente de OneToOne, cuando dice que ‘la estrategia no es lo que planeas hacer ni lo que sueñas ser, sino lo que estás haciendo ahora, lo demás son sueños’. Existe una tendencia en algunas empresas a simplificar las reflexiones, y evitar en lo posible ir a un análisis que no se puede controlar, cuando en realidad lo que se hace es falsear la realidad para no afrontar determinadas decisiones.

Un estudio publicado por la Asociación Valenciana de Empresarios, AVE de final de 2015 apunta aparte de algunas cuestiones técnicas, a que el déficit de competitividad de las empresas está en la mismísima dirección de la empresa: Menciona el excesivo foco en el día a día, la autocomplacencia, la falta de autocrítica que limita la capacidad de reacción, la interpretación de la realidad, la aversión hacia el error y lo desconocido, poca experimentación, el individualismo que frena la cooperación, y limita por tanto las perspectivas de tamaño empresarial, el exceso de personalismo en la gestión, y la escasa apertura a perspectivas críticas y diversas.

Innova y ejecuta los cambios con rapidez
Se habla mucho de innovación, y se ve las empresas trabajando mucho en mejorar lo que son y como lo hacen. Pero cada vez más, esto ya no es suficiente, [inlinetweet prefix=»» tweeter=»» suffix=»»]no basta en muchos sectores con ser mejor o más eficiente: hay que ser diferente, único[/inlinetweet]. En mi experiencia es difícil provocar la innovación más disruptiva y necesaria desde dentro de la empresa. Los consejeros, y directivos son rehenes de sus modelos de negocio y propuesta de valor, les cuesta mucho cuestionarlos y despegarse. Los directivos son buenos buscando la excelencia para su negocio, pero otros (con mayor objetividad, nuevas metodologías) han de generar las nuevas ideas que les ayude a transformarse e innovar por ellos. En muchos casos [inlinetweet prefix=»» tweeter=»» suffix=»»]puede ser más conveniente que estas nuevas ideas se desarrollen fuera de la empresa[/inlinetweet], en nuevas estructuras o escisiones para experimentar, aprender nuevas cosas, y equivocarse también. De cualquier manera, las empresas deben de dar velocidad al decidir estos cambios. [inlinetweet prefix=»» tweeter=»» suffix=»»]El cambio no deja de ser una estrategia reactiva, y por ello debe llevarse a cabo con cierta velocidad porque el entorno de los mercados va a seguir cambiando[/inlinetweet].

Innovacion

 

Construye un equipo ganador
La tercera clave para estar preparado para adaptarte a nuevas realidades es contar con un equipo ganador. Las empresas en el nuevo entorno necesitan ser gestionadas por directivos capaces, valientes y comprometidos. Para muchas empresas que operan en sectores maduros, los equipos con talento son como nunca antes, el factor clave de éxito de sus empresas, mientras estas [inlinetweet prefix=»» tweeter=»» suffix=»»]acabaran compitiendo en términos de calidad directiva[/inlinetweet], como elemento diferenciador en sus mercados. Los equipos ganadores están orientados a la ejecución, y la ejecución se revela cómo el factor crítico de las estrategias, ya que una lenta o parcial implementación, echa al traste la mejor estrategia.

Concluyendo, en un entorno de cambio constante, acuérdate de las 3 claves: revisa periódicamente la vigencia de tu Core, innova y ejecuta los cambios con rapidez, ten un equipo ganador. Para estructurar esto, darle velocidad y consistencia te puede ser muy conveniente apoyarte en externos, puedes contar con nosotros.

Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios.
¡Nos encata saber tu opinión!

7 claves para afrontar el curso 20/21

22-julio, 20
salvar empresa claves curso
Sergio Gordillo

Sergio Gordillo

Socio Director

¿Quieres salvar tu empresa?

La pregunta que más me repiten últimamente es “¿Cómo lo ves? ¿Qué estás viendo en las empresas? ¿Cómo ves el arranque del nuevo curso?, y ¿Qué crees que habría que hacer?”

(más…)

Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios.
¡Nos encata saber tu opinión!

Familia y empresa: 7 errores a evitar

22-enero, 20
empresa familiar_improven
Sergio Gordillo

Sergio Gordillo

Socio Director

La importancia de la consultoría en la gestión de la empresa familiar

El abuelo la crea, el hijo la mantiene y el nieto la quiebra. ¿Cuánto de cierto hay en este dicho popular?, ¿cómo hacer que el gen emprendedor se extienda en la familia y permanezca la cultura de generar riqueza, más allá de la empresa primigenia que permitió el origen del patrimonio?

De empresa familiar a familia empresaria, y cómo no morir en el intento para convertirte en una empresa excelente.

Después de trabajar 20 años en Improven haciendo consultoría en empresas familiares, me permito compartir 7 errores que hemos ido encontrando en distinta medida en las empresas con las que hemos colaborado.

1) La empresa no es un lugar para servirse

Se suele confundir la empresa como un lugar para servirse y no para servir. La familia es el estandarte de los valores de la empresa, su comportamiento sirve de marco de referencia para todos los empleados. Transmiten su cultura y valores, por lo que, si quieren contar con equipos comprometidos en esfuerzo y dedicación para el medio y largo plazo, es imprescindible que vean comportamientos ejemplares en los miembros de la familia.

La empresa no es un vehículo para mantener su estatus quo, su riqueza e influencia, sino un lugar para entregar su energía de manera generosa y ésta les devuelve en sus resultados por el esfuerzo entregado.

2) Confundir la caja del negocio con la caja de la familia

La empresa tiene sus necesidades operativas, de inversión, sus compromisos y obligaciones, permitiendo que el buen quehacer de todo el equipo sea valorado por el mercado y por lo tanto esté dispuesto a pagar por ello, generando un excedente que puede y deber ser devuelto a la familia inversora, en la medida adecuada a lo que la empresa genere y a la inversión comprometida.

3) Confundir los roles de los tres círculos de las empresas familiares: la familia, los socios y los trabajadores

Es importante no caer en el tercero de los errores: ser capaz de saber en cada momento con qué gorro debo actuar, y cómo comportarnos según lo que cada uno de ellos exige.

Saber llevar los tres gorros es todo un reto, que sólo se aprende con la práctica, el compromiso y con el ejemplo de los mayores.

sucesion empresarial empresa familiar

4) Confundir la cuna con las capacidades empresariales

Se puede nacer en la familia empresaria, pero no por ello estar capacitado (por falta de interés propio o por falta de conocimientos) para poder llegar a ocupar puestos de alta responsabilidad en la empresa.

Se necesitan profesionales excelentes para desarrollarse en un mercado altamente exigente, destacando que si hay capacidad de unir familia-socio-directivo en una sola figura, con todo lo que ello conlleva, seguramente será una gran bendición para la empresa y para la familia. 

5) Confundir servilismo con servir

Para que la compañía crezca es imprescindible ir dotándola de los mejores profesionales, familiares o no, acordes a los retos empresariales que se planteen y dentro de los valores y la cultura desplegada. Así, debemos evitar caer en el quinto error: un profesional externo a la familia debe servir a la empresa y no a la familia, debe servir al negocio y no a los intereses particulares de la propiedad.

Rodearse de los mejores profesionales, supone todo un reto para la familia empresaria que quiere alcanzar la excelencia, ya que deben dar a los externos la autonomía y responsabilidad adecuada a lo que son capaces de desarrollar y por lo que se sienten atraídos por el proyecto que se les plantea.

6) No tomar decisiones

Cuantas veces nos hemos encontrado que por compromisos emocionales, por no afrontar determinados conflictos, se postponen decisiones sobre personas y sobre iniciativas que se van convirtiendo progresivamente en problemas crónicos y que afectan a la estabilidad de la empresa.

7) Falta de planificación

Determinar claramente cual es la visión de la familia empresaria, sus objetivos, sus valores, cómo poder aterrizarlos, cómo capacitar a los miembros de la familia, cómo desarrollar su componente emprendedora, cómo vincularlos a la empresa, de modo que sean ellos quienes lo elijan por voluntad y por lo tanto con la máxima de las pasiones para servir a la empresa o como alternativa el estar capacitados para desarrollar potenciales proyectos personales con las máximas garantías de éxito.

Dirigir pensando en la estrategia, comprometerse con unos objetivos y actuar en consecuencia, con determinación, resiliencia, generosidad, constancia.

1% de inspiración y 99% de transpiración, sólo así logramos desarrollar empresas excelentes.

 

Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios.
¡Nos encata saber tu opinión!

Crónica Jornada Empresas Campeonas | Excelencia empresarial e internacionalización

11-diciembre, 19
Jornada Empresas Campeonas Cámara Comercio Lorca
Improven

Improven

Lorca ha acogido la celebración de la jornada Empresas Campeonas, organizada por la Cámara de Comercio de Lorca y el Instituto de Fomento, en colaboración con Improven. El evento ha reunido a CEOs, directores y directoras generales de Murcia.

 

Este encuentro ha tenido como objetivo apoyar a las empresas en su crecimiento y desarrollo internacional, así como ayudarles a aprovechar todo su potencial, orientarles en los procesos de cambio necesarios y conseguir que se posicionen, como referentes a nivel europeo y mundial.

 

(más…)

Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios.
¡Nos encata saber tu opinión!

9 + 1 indicadores clave para que tu empresa pueda superar la ‘recesión’ que viene y mejorar su competitividad

4-diciembre, 19
Indicadores_competitividad_recesion
Sergio Gordillo

Sergio Gordillo

Socio Director

Abrocharse los cinturones que vienen curvas. Brexit, Cataluña, guerra comercial China Estados Unidos, crisis petróleo golfo, caída del operador británico Thomas Cook, caída del crecimiento del PIB español, enfriamiento de las locomotoras europeas… ¿seguimos?

¿Y tú empresa desde donde parte?, ¿Cómo estás de preparado?, ¿por dónde arrancamos el diagnóstico? ¿tenemos el nivel de competitividad que se requiere?, ¿cómo cambia el plan estratégico de la compañía para adecuarla a este nuevo entorno?

(más…)

Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios.
¡Nos encata saber tu opinión!

Crónica Desafío CEO II – Los 7+1 Desafíos abordados sin rodeos

25-noviembre, 19
DESAFIO CEO II - ALICANTE 2019-11-20 at 16.11.45
Improven

Improven

La jornada “Desafío CEO II”, organizada por el Círculo de Economía de la Provincia de Alicante e IBIAE reunió el pasado 20 de noviembre, en la sede de Actiu, a medio centenar de CEOs y directores generales de la provincia de Alicante para debatir en torno a los retos y oportunidades a los que se enfrenta esta máxima figura dentro de la empresa.

En colaboración con Improven, IVACE y el mismo Actiu se abordaron las prioridades en el entorno actual de un director general, las palancas de la competitividad en la industria de la Comunidad Valenciana, el diseño de un mapa estratégico acorde con los nuevos tiempos y una mesa de debate única con insights valiosísimos de los CEOs o directores generales de Grupo Alacant, Jimten y Verdú Cantó Saffron.

(más…)

Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios.
¡Nos encata saber tu opinión!

Cómo mejorar la estructura funcional de mi empresa

14-noviembre, 19
cómo mejorar el clima organizacional de mi empresa
Amalia Belenguer

Amalia Belenguer

-Consum S. Coop. V.

Se buscan Personas Excelentes para Organizaciones Excelentes

En un entorno tan complejo y competitivo como el que vivimos, cualquier organización debe esforzarse para conseguir ser una organización excelente y en mejorar la estructura funcional de la empresa. Las empresas que decidan dar el salto a esta excelencia en todos sus ámbitos serán las que escriban el futuro del mercado.

Pero, ¿Qué es una organización excelente?

Seguramente la percepción de excelencia va a estar vinculada al grupo de referencia que lo valore.

  • Desde el punto de vista de los accionistas, una empresa excelente le aportará los beneficios esperados.
  • A los clientes, una organización excelente le facilita el producto y/o servicio que cubre o, incluso supere sus expectativas.
  • A los empleados, una empresa excelente le proporciona las condiciones que permitan satisfacer sus diferentes necesidades; y así sucesivamente: los proveedores valoran una relación de partenariado y el entorno donde la empresa desarrolla su actividad aprecia el cuidado del entorno y otros aspectos que impactan socialmente.

Desde una perspectiva más conceptual la excelencia organizacional contempla dos dimensiones: la estratégica y la cultural.

Ambas dimensiones deben estar integradas y armonizadas en aras de avanzar de forma consistente en el camino de la optimización y de la consecución de resultados “excelentes”.

Las claves de la excelencia desde la dimensión estratégica están relacionadas con la capacidad para innovar de forma permanente, lo que facilita la competitividad, la de liderar nichos de mercado a través de la diferenciación, la atención absoluta a la máxima calidad y la apuesta por crecer diversificando y cooperando.

En la dimensión cultural las claves que determinan la excelencia contemplan el interés y empeño por generar y mantener una cultura fuerte con valores sólidos y, sobre todo, compartidos. Valores que guían y se evidencian en el comportamiento de todas las personas de la organización en su desempeño habitual.

La importancia de las personas

Entre dichos valores cabe destacar la importancia de la orientación al cliente, que lo sitúa en el centro de la toma de decisiones de la empresa (empresas customer centric) y la orientación a las personas.

Una organización orientada a las personas focaliza sus esfuerzos en conseguir empoderar a sus empleados y hacerles sentir propietarios del proyecto empresarial.

Esto permite que las personas encuentran un significado en su trabajo, y, por tanto, están orgullosas de él. Y todo ello reforzado con la convicción de ser una empresa que apuesta por el aprendizaje permanente y pone en marcha planes orientados al desarrollo y al crecimiento de las personas.

Es obvio que las estrategias de éxito requieren de equipos de éxito, que busquen ser excelentes. De todos es conocida la afirmación de que “Ni las mejores estrategias se ejecutan por sí mismas”.

A su vez los equipos excelentes están dirigidos por un líder excelente. En las empresas excelentes los directivos son líderes, dedican mucho tiempo a hablar con la gente.

En este sentido la función del liderazgo resulta determinante y debe incidir en desarrollar culturas sólidas y armonizar e integrar las dimensiones estratégica y cultural.

Pasar de directivos a líderes

Poner en marcha la dirección participativa encaminada a lograr los objetivos con las personas y no por medio de las personas.

Una organización excelente realiza una apuesta firme por el talento sin etiquetas, es decir, reconoce, incorpora y valora la diversidad. Los líderes de las organizaciones, dentro de su labor de generación de una cultura de excelencia, gestionan y aprovechan la diversidad de las personas de la organización. Y este tipo de organizaciones suelen tener el foco en cómo mejorar el clima organizacional de la empresa.

Por otro lado, cabe destacar que las estructuras organizativas burocráticas frenan la innovación, la flexibilidad, la participación y por tanto, la creatividad. Aspectos indispensables en la búsqueda de la excelencia.

equipo improven organizaciones excelentes

El término estructura sugiere inmutabilidad, con poca cabida en entornos cambiantes y complejos.

Si trabajamos para generar una cultura conformada por valores asumidos y compartidos, las personas se autogestionan dentro de estructuras sencillas, flexibles y adaptables.

Personas propietarias y comprometidas con el proyecto empresarial que no requieren de una motivación extrínseca (inducida). Se trata de crecer manteniendo la belleza de lo pequeño.

Parece cada vez más evidente que las organizaciones priorizan la innovación, la competitividad, la tecnología y la apuesta por la atracción, captación y fidelización del mejor talento.

La mayor ventaja competitiva que una empresa está en las personas que la componen. Personas excelentes nos ayudan a conseguir resultados y organizaciones excelentes.

Contar con el mejor talento y tenerlo fidelizado es uno de los retos más ambiciosos en los que debemos centrarnos las empresas.

Como señalábamos en el anterior post donde se indican 7 pasos para construir una organización excelente, empresas excelentes con resultados excelentes es por lo que luchamos y en lo que volcamos toda nuestra pasión en Improven.

Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios.
¡Nos encata saber tu opinión!

Aspectos operativos básicos a la hora de lanzar un canal de venta on-line

4-junio, 19
Area de estudios de Improven

Area de estudios de Improven

El crecimiento del comercio electrónico año tras año es cada vez mayor y lo que empezó como algo reservado únicamente a un grupo reducido de consumidores atrevidos, se ha extendido hasta convertirse en algo habitual. ¿Quién no mira en internet antes de realizar cualquier compra? A todos nos gusta poder comparar y conocer la oferta de productos o servicios de lo que queremos comprar.

Las barreras iniciales relacionas con el miedo a ser engañado, a las dudas en caso de tener que realizar devoluciones y otras similares, se han reducido y cada vez más consumidores apuestan por este canal para realizar sus compras.

El papel de la tecnología en la venta online

La tecnología está teniendo un papel clave en el crecimiento del canal on-line ya que facilita a los consumidores el acceso a mercados de todo el mundo y reduce la distancia entre el fabricante y el consumidor, eliminando intermediarios en la cadena y por tanto costes ¿Quién nos iba a decir hace unos años que podríamos comprar fruta por internet?

Por otra parte, el consumidor está cambiando y es que cada vez es más exigente con los plazos de entrega. Está tecnológicamente conectado y le gusta estar informado para comparar antes de comprar.

Todos estos factores están obligando a que muchas empresas tengan que desarrollar este nuevo canal para no perder clientes, forzados en ocasiones por la competencia directa o por la aparición de nueva competencia que se posiciona en el canal. Esto, lejos de ser una amenaza, es una oportunidad para llegar a clientes a los que antes no se llegaba aunque también puede suponer un riesgo si no se gestiona correctamente.

Estrategia de marketing online

A la hora de poner en marcha un canal de venta on-line es importante tener muy bien definida la estrategia de marketing del canal para conseguir notoriedad y tráfico; y saber cómo afecta éste nuevo canal a nuestra cadena de suministro actual tanto a nivel de proveedores, procesos, organización y personas. Es estratégico que el canal funcione de manera eficaz y eficiente. Eficaz, ya que un mal servicio en cuanto a plazos de entrega elevados o errores en las entregas supone con seguridad la pérdida del cliente; y eficiente, ya que la tendencia es a gestionar multitud de pedidos de multitud de usuarios con cestas medias bajas.

Aspectos operativos del canal

Los principales aspectos operativos a considerar en la implantación de un canal de venta on-line que afectan a la cadena de suministro se pueden agrupar en cuatro bloques que son:

  • Demanda
  • Almacenamiento
  • Packaging
  • Distribución

Demanda

La demanda no se comporta como en los modelos de suministro habituales. Es mucho más impredecible y dependiendo del sector, se concentra en determinados días de la semana por tanto es necesario analizarla con detalle para identificar el patrón de consumo y definir los stock de seguridad, tamaños de lote de reaprovisionamiento y puntos de pedido de cada producto que garanticen un buen nivel de servicio. Por otra parte, se puede hacer más previsible la demanda forzando, mediante acciones promocionales y ofertas puntuales, la venta de productos o servicios específicos.

Almacenamiento

Como se ha comentado anteriormente, la tendencia es a tener que gestionar muchos pedidos diferentes de cantidades pequeñas. A este nivel, el tiempo de preparación de pedidos y la fiabilidad pasan a ser factores clave.

Por ello, es necesario hacer un estudio de inversión y valorar la posibilidad de automatización del almacén mediante sistemas de carruseles o incluso robotizados como ocurre en sectores como el de la distribución farmacéutica que agilicen el proceso y reduzcan los errores ya que suponen una ventaja competitiva. Para aquellos donde, por volumen, no se justifique la inversión en su automatización, es necesario definir las ubicaciones de los productos en el almacén usando criterios de rotación para reducir los movimientos y los tiempos de preparación, incrementando así la productividad y permitiendo absorber un volumen mayor de pedidos sin necesidad de incrementar costes.

Packaging

Para mantener una eficiencia en costes, es necesario que los productos se almacenen acorde a cómo van a ser servidos los pedidos. Es decir, si se van a servir unidades sueltas no tiene sentido que a nivel productivo se agrupen productos por lotes de varias unidades ya que va a suponer un retrabajo innecesario y más tiempo de preparación de los pedidos. Esto es un aspecto importante tanto para las empresas fabricantes como las que comercializan. Para los fabricantes, por las implicaciones tanto en la planificación, producción y ubicación en el almacén y para las que comercializan ya que deben tratar de llegar a acuerdos con proveedores y trabajar en formas de packaging que faciliten la preparación de pedidos posterior.

Distribución

La distribución en el canal se caracteriza por los envíos directos al consumidor en plazos reducidos. Para poder atender este modelo de servicio de una manera eficiente es necesario una mayor cooperación entre los distintos actores de la cadena de suministro, y no trabajar de manera individual llegando a acuerdos con proveedores de transporte especializados, compartiendo y aportando información útil para el cliente y poniendo al servicio del cliente los últimos avances tecnológicos que permitan el seguimiento y monitorización de sus pedidos.

Se trata, por tanto, de un proyecto empresarial que se presenta, en muchos casos, como casi obligatorio, que supone un cambio en el modelo de gestión de las cadenas de distribución tradicionales con el hándicap de que el riesgo que se corre de perder clientes si no se da un servicio excelente es mucho mayor que en los sistemas tradicionales. Por tanto, analiza el funcionamiento de tu cadena de suministro actual e identifica sobre qué aspectos debes centrarte para conseguir cumplir con las exigencias de servicio manteniendo los costes ajustados. ¡A POR ELLO!

Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios.
¡Nos encata saber tu opinión!

Rentabilidad o Crecimiento… ¿Tenemos que escoger?

24-abril, 19
crecimiento, rentabilidad, planificación, estrategia, competitividad, eficiencia.
Improven

Improven

Los empresarios y sus directivos están menos satisfechos con la rentabilidad que consiguen en sus negocios. Dicen que hoy se tiene que vender más para igualar las rentabilidades de hace unos años, ¿te sientes identificado con esto?

Incrementar la complejidad para crecer

En muchos casos el crecimiento actual se ha construido alrededor de un formidable despliegue de medios: desarrollo de nuevos productos, formatos, envases, y su promoción para posicionarse en nuevos países y canales modernos, nuevas funciones de comercialización, renovación e incremento de la capacidad productiva y logística que habían quedado aparcados durante la crisis, etc…

Pero este despliegue ha supuesto un incremento de la complejidad organizativa y los procesos, así como de los costes de gestión, que, sin una administración muy disciplinada, están acabado por penalizar las economías de escala tan perseguidas con el crecimiento.

¿Piensas que se puede crecer hoy y hacerlo de forma muy rentable o hay que elegir entre una cosa o la otra, necesariamente? Si elegir es la opción, ¿Crees que es sostenible y aun así conseguir ser competitivo?¿Piensas que se puede crecer hoy y hacerlo de forma muy rentable o hay que elegir entre una cosa o la otra, necesariamente?

Complejidad mal gestionada

En empresas del sector industrial se pierden, de media, 5 puntos de la cuenta de resultados por costes de complejidad mal gestionada. Es mucho dinero… ¿Es posible que en tu empresa tengáis una situación similar? ¿Dónde crees que se “esconde” este dinero que se nos escapa dentro de la organización?

En nuestra experiencia, raramente suele ser consecuencia de una única causa, pues si así fuera, estaría a la vista de cualquier gestor. Se trata más bien de un conjunto de ineficiencias que están ocultas a lo largo de la cadena de valor de la empresa y que, por sí solas, llaman poco la atención, entre otros motivos porque no se mide su impacto económico.

Pongamos algunos ejemplos:

  • Lotes de fabricación ineficientes
  • Una planificación de la producción poco fiable (lo que acarrea un numero de cambios de formatos/modelos innecesarios)
  • Tiempos de cambio excesivos
  • Eficiencias y productividades bajas y/o desiguales por turnos, maquinas o secciones
  • Lanzamientos de producto y gestión de la gama poco rigurosos
  • Decisiones sobre precios y descuentos emocionales e incoherentes
  • Estrategia de marcas poco claras
  • Inversiones en promoción y marketing insuficientemente justificadas,
  • Niveles y costes del stock desorbitados con rotaciones bajas,…

Posponer lo inevitable: reducir complejidad y mejorar competitividad

Cuando las que se encuentran en esta situación son empresas que obtienen beneficios considerables, o que operan en sectores con márgenes altos, no siempre es “absolutamente” necesario, como sí lo es en el resto de casos, iniciar un proceso de mejora de la competitividad, aunque a nadie le amarga un dulce…

Sea por miedo a perturbar la inercia positiva, la paz social, o por las pocas ganas de meterse “en estos líos ahora”, estas excusas para posponer las decisiones son, en líneas generales, un error, porque mejorar los márgenes no solo sirve para ganar más dinero, sino también para protegerse de “lo que pueda venir”. Estos procesos, además de para capitalizarse, elevan el nivel de exigencias hacia la organización, y eleva las codiciadas barreras de entrada para los competidores.

Cuando, sin embargo, hablamos de empresas que andan en sectores “apretados”, creerse el no cierto axioma de que “la rentabilidad se consigue solo con el volumen en aquellos casos en los que se puede escalar más el negocio” es una decisión que entraña riesgo para el negocio, porque le resta atractivo y margen de maniobra si se llegan a perder clientes por servicio, precio o calidad.

Así se crece siendo rentable

Tanto si te encuentras en una u otra situación, yo te pregunto: ¿Qué crees que puedes hacer para conjugar crecimiento con mayor rentabilidad? Te sugiero reflexionar sobre 5 actitudes que considero indispensables para conseguirlo.

Enfoca tu visión

Cuando hablo de visión no hablo de soñar, aunque el sueño puede ser la semilla que alimenta la visión. Hablo de la capacidad de anticipar los productos y los clientes con los que se va a tener éxito, a partir de las capacidades actuales de la empresa o aquellas que son fácilmente adquiribles. Hablo de enfocar a la organización exclusivamente en estas, y de una manera excelente.

Puedes soñar con ser el Amazon o el Tesla de tu sector, haciendo de todo o lo que no hace nadie, pero mantén los pies en la tierra: eso es muy difícil… Mi consejo es que no despistes a tu organización ni malgastes tus recursos en este tipo de grandes sueños. Es mejor que innoves y construyas a partir de lo que ya sabes hacer muy bien. Transformar una compañía es de las cosas más difíciles que hay en el mundo empresarial, por lo que no te saltes etapas, ni te compares con empresas que nacieron ya transformadas.

  • Pregúntate: Si en tu empresa no consigues la excelencia en lo que sabe hacer, ¿Crees que la conseguirás en lo que todavía hoy no eres o no sabes?

Mide todo para decidir mejor

Con las herramientas y tecnologías actuales es de “locos” renunciar a gestionar con sistemas de costes fiables, o de recogida y procesamientos de datos provenientes de las operaciones o de las ventas. Si no mides bien, hoy ya no puedes gestionar bien y por tanto, no podrás mejorar demasiado. Como líder debes poner los medios para que haya la mejor información en tu empresa y ser capaz de interpretarla, dándole a la intuición o a la ilusión el peso exacto que tiene que tener, y no más, ni menos…

  • Pregúntate: Igual yo soy un genio, pero ¿Lo es también mi equipo como para poder gestionar con datos aproximados? Si no mides bien, hoy ya no puedes gestionar bien y por tanto, no podrás mejorar demasiado. Como líder debes poner los medios para que haya la mejor información en tu empresa y ser capaz de interpretarla.

Ten una sana ambición

Si te falta ambición no podrás elevar tus propias expectativas ni tampoco las de tu equipo, y os contagiareis y conformareis con resultados pequeños o mediocres. No te conformes con saber que los procesos claves de tu negocio fallan, o no son rigurosos. Tampoco te compares con las formas de hacer de empresas solo de tu sector. Aprende de los mejores. Jamás aceptes un NO como respuesta, esto es, exige soluciones a tu equipo e implícate.

  • Pregúntate: ¿Qué reglas o creencias debes romper para conseguir el éxito?

Pon orden y disciplina

La ejecución coordinada y acertada de tus actividades y procesos requiere por un lado constancia y supervisión regular para que se alcancen y mantengan los objetivos, y por otro lado un equipo con la vista puesta en la excelencia. Haz que las cosas ocurran. “La ejecución no es solamente táctica; es una disciplina y un sistema” (Larry Bossidy en “El arte de ejecutar”). Solo con disciplina se pueden desarrollar habilidades más rápidamente. Las mejores iniciativas, la mejor visión se muere por falta de disciplina en la ejecución. Por ello, no renuncies jamás a la excelencia porque tu equipo no llega o va desbordado, sino enséñales a delegar para que puedan dedicarse a convertirse en los guardianes de la excelencia. Recuerda que el primer ejecutivo es quien debe liderar la ejecución de la estrategia.

  • Pregúntate: Cuando falla algo dos veces en tu organización, ¿qué es lo que ocurre?

Ego en su justo punto

Las acciones derivadas de un comportamiento ególatra son extremadamente peligrosas. Tienen que ver, en la gran mayoría de los casos, con el peso de nuestro ego en las decisiones de negocio. Hay que tener cuidado con los sesgos que todos tenemos y que llevan a tomar decisiones erróneas por:

  • Un exceso de confianza que provoca aislamiento y pérdida de perspectiva.
  • Una sobrevaloración del grado de control sobre las circunstancias.
  • La banalización de los datos y la información a favor de la intuición que tanto gusta sacralizar.
  • El hábito de mantener la inercia tanto si las cosas van bien, como si andan mal.

Ya lo decía Philip Kotler “Quienes tienen buena reputación siguen haciendo más de lo mismo, por inercia. Al final solo una crisis o una pérdida de cuota les hace examinar qué ocurre de verdad”.

Si no estás satisfecho con el nivel de rentabilidad de tu negocio, párate y reflexiona, pues todavía estas a tiempo para tomar medidas.

Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios.
¡Nos encata saber tu opinión!
.