Etiqueta: flexibilidad

¿Dónde están mis ventas?

19-febrero, 21
Guillermo Prats

Guillermo Prats

Socio

Aún existen directivos/as que creen que la crisis ha sido una larga gripe a la que hemos sobrevivido y que volverá una situación como la de 2007, en la cual la vida era más sencilla: las ventas crecían casi solas, los clientes eran más fieles, había “tarta para todos” y los productos, mal que bien, funcionaban. Buenas ventas, buenos resultados, buenos tiempos.

Muchas cosas han pasado durante los últimos años. Ejemplos como Primark en retail, Ali Baba en online, Dacia en automoción, GoPro en imagen digital… Nos hacen reflexionar sobre dos aspectos:

– La rapidez de la evolución de las buenas propuestas de valor con un buen modelo de negocio que la soporta

– La creciente capacidad del cliente de comparar, informarse, probar, opinar, influir y decidir.

Esto hace que cada vez sea más necesario definir un posicionamiento claro y una propuesta de valor concreta, que el cliente identifique y haga suya para poder triunfar.

banner improven 01

¿Cómo se hace esto?

Forma parte de una reflexión bastante larga, pero aquí vamos a centrarnos en dos tareas muy concretas:

Definir la propuesta de valor

Hemos de resetear la empresa partiendo de las necesidades actuales del cliente, de su conocimiento profundo (¿qué compra?, ¿cuándo?, ¿qué criterios de compra tiene?, ¿dónde compra?, ¿vuelve a comprar? ¿para qué compra? ¿cómo lo utiliza? ¿por qué no me compra más?…) y reenfocar la propuesta de valor de la empresa a lo que el cliente quiere, necesita y elige, y, posteriormente, darle soporte con el modelo de negocio (estructura de cadena de suministro, comercialización, comunicación…).

Vincularnos al cliente

Las innovaciones son más continuas, pero menos disruptivas y más incrementales, y su efecto es cada vez más corto en el tiempo, por lo que la diferenciación, sobretodo en empresas medianas y pequeñas, debe venir de la flexibilidad, adaptación y creación de lazos vinculantes con el cliente, no sólo para fidelizarlo y monetizar esa relación, sino para conocerlo al 100% y ser más flexibles en el diseño de productos y retroalimentar la relación con el mismo.

La diferenciación, sobretodo en empresas medianas y pequeñas, debe venir de la flexibilidad, adaptación y creación de lazos vinculantes con el cliente. Clic para tuitear

En Improven somos expertos en la reflexión de la propuesta de valor de nuestros clientes, y en la mejora de su modelo de negocio.

Si crees que puedes necesitar redefinir tu estrategia, ponte en contacto conmigo

Suscríbete a nuestra
Newsletter
Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios.
¡Nos encata saber tu opinión!

Las 5 claves para el éxito en una integración empresarial

26-enero, 21
Sergio Gordillo

Sergio Gordillo

Socio Director

La relación entre la rentabilidad empresarial y su sostenibilidad es directamente proporcional al tamaño de la empresa. Las empresas españolas son hasta 5 ó 6 veces más pequeñas que sus homólogas europeas. Si queremos seguir respondiendo a los retos del futuro con solvencia es más que conveniente que las empresas que conforman nuestro tejido empresarial ganen tamaño.  

(más…)

Suscríbete a nuestra
Newsletter
Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios.
¡Nos encata saber tu opinión!

Ayudas: ¿hay o habrá ayudas para paliar las pérdidas empresariales?

17-abril, 20
Improven

Improven

A pesar de la perspectiva de la anunciada ‘desescalada’, sigue existiendo mucha incertidumbre sobre las perspectivas económicas que va a suponer esta crisis, tanto a corto como a medio plazo.

Y, no solo existe incertidumbre acerca del futuro más próximo, sino también del presente del día a día de muchas empresas que ya calculan sus pérdidas y no saben cómo afrontarlas.

(más…)

Suscríbete a nuestra
Newsletter
Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios.
¡Nos encata saber tu opinión!

Caso de éxito: cambio de la organización

1-octubre, 19
Area de estudios de Improven

Area de estudios de Improven

Sucesión en una empresa familiar

Se trata de una empresa industrial perteneciente a 2 ramas familiares en pleno proceso de sucesión a la tercera generación. La empresa ha llegado a un punto dónde no eran capaces de comunicarse, ni de llegar a ningún acuerdo entre los miembros de las familias que ocupan puestos directivos, lo que provoca que la empresa esté totalmente bloqueada a la hora de tomar decisiones.

Este bloqueo estaba provocando grandes retrasos en el lanzamiento de nuevos productos, un mal servicio de entrega, bloqueos en las apuestas hacia nuevos productos,… y una rentabilidad negativa en los últimos años.

(más…)

Suscríbete a nuestra
Newsletter
Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios.
¡Nos encata saber tu opinión!

Organizaciones flexibles, la clave para tener éxito

14-febrero, 19
Cómo lograr organizaciones flexibles
Area de estudios de Improven

Area de estudios de Improven

Hoy en día, las empresas se tienen que enfrentar a entornos muy cambiantes y complejos. Necesitan hacer frente a una gran entrada de información cada día que les sirve para tomar sus decisiones. La volatilidad del mercado global en los últimos años se añade a la presión que tienen las organizaciones para desarrollar la casi imposible tarea de previsión y planificación en entornos turbulentos.

El nuevo escenario de las organizaciones exige reaccionar de forma rápida y adecuada a las condiciones en constante cambio. Pero, ¿Qué es exactamente la flexibilidad organizativa y por qué es tan importante para las empresas? ¿Qué es lo que hace que una organización sea más ágil?

¿Cómo se consigue la flexibilidad organizativa?

La flexibilidad organizativa se consigue estando alerta a los cambios internos y del entorno, tanto a las oportunidades como a los desafíos, convirtiéndose en la capacidad para usar los recursos disponibles de la empresa de manera oportuna, flexible, asequible y relevante con el propósito de responder a dichos cambios de manera efectiva.

Índice para determinar tu grado de flexibilidad

ACE (Allied Consultants Europe), junto con la participación de Improven, ha diseñado un índice que permite determinar el grado de flexibilidad de una organización. Dicho índice se basa en seis dimensiones que son esenciales para conseguir que las organizaciones sean flexibles. Estas serían:

1. Agilidad
2. Liderazgo y gestión
3. Innovación
4. Estrategia
5. Cultura
6. Aprendizaje y cambio
7. Estructura

Para configurar el índice de flexibilidad en la organización, se ha entrevistado a más de 500 altos directivos de empresas de los principales países europeos sobre la situación de sus organizaciones con respecto a la flexibilidad, alcanzándose la conclusión principal de que la agilidad y el éxito guardan una estrecha relación.

Beneficios de las organizaciones flexibles

La flexibilidad organizativa constituye uno de los principales factores de éxito para aquellas compañías que quieran gozar de un buen posicionamiento en el mercado y las conclusiones del estudio lo confirman claramente. Los participantes de mayor éxito, según sus respuestas en varios de los indicadores clave de rendimiento, también son las organizaciones más flexibles según el Índice de Flexibilidad de ACE-Improven. Todas las organizaciones con elevado índice de flexibilidad tienen éxito.

Las organizaciones europeas han entendido perfectamente la importancia que tiene la flexibilidad de la organización para su negocio y la actitud futura ante el crecimiento y la rentabilidad. Como es lógico, la gran mayoría no se siente satisfecha con su actual grado de flexibilidad y tiene intención de aumentarla:

Los encuestados que tienen éxito y son más flexibles presentan en general mejores resultados que sus rivales en la mayoría de los indicadores clave de rendimiento. Para estos, el factor importante que permite tener éxito ha sido haber respondido rápidamente a los cambios acaecidos en el mercado.

Hay diferencias interesantes en los países europeos según la geografía. Las organizaciones escandinavas (Dinamarca y Suecia) se consideran las más ágiles de Europa, seguidas de las suizas. En cambio, las empresas británicas, holandesas y alemanas se consideran las menos ágiles.

Asimismo, el estudio concluye que las organizaciones altamente flexibles tienen una mayor probabilidad de ser líderes en su mercado o de tener resultados excelentes en comparación con su competencia. Según los resultados obtenidos, uno de los motivos de su liderazgo en el mercado o de los resultados excelentes es que son flexibles y pueden seguir siéndolo.

No obstante, la dinámica del entorno requiere, en ocasiones, otras competencias que no son simplemente la flexibilidad. Por ejemplo, en entornos que presentan pocos cambios y son menos complejos, la excelencia operativa es el foco de atención más indicado, consiguiendo con ello maximizar las eficiencias.

Sin embargo, si la dinámica del entorno se mueve con rapidez, pero aún así no es muy compleja, entonces se necesita una competencia más emprendedora para adaptarse a los cambios sin agobiarse por la complejidad.

  • En un entorno de movimiento lento, pero complejo, normalmente se requiere capacidad para planificar con estrategia que pueda modelar la complejidad y dar tiempo para diseñar escenarios futuros.
  • Por último, si la dinámica del entorno se mueve rápidamente y es compleja, la flexibilidad es la capacidad más necesaria. Aún así esto no implica que las organizaciones no deban centrarse en cierto grado de estandarización y eficiencia en los procesos.

De todos modos, las conclusiones del estudio de ACE-Improven también determinan que, en general, el entorno actual y el que tendremos los próximos años será bastante complejo y dinámico de modo que este entorno se está convirtiendo en “la nueva normalidad” en todos los sectores.

 

Cómo influye el entorno en la flexibilidad de la empresa

Cuando medimos la dinámica del entorno (la combinación de la velocidad de cambio y la complejidad) de los encuestados, observamos que cuanto mayor era la dinámica del entorno, más alto era el grado de agilidad, lo que significa que las organizaciones naturalmente se adaptan al entorno para sobrevivir. La pregunta es: ¿es su organización lo suficientemente ágil para el entorno en el que se mueve?

Asimismo, las conclusiones de nuestro estudio revelan que cuanto más rápidos son los cambios en el entorno, más aspiran las organizaciones a tener un “muy elevado” grado ideal de flexibilidad:

Índice de Flexibilidad de ACE-Improven

Una organización flexible se aprovecha del cambio moviéndose de forma rápida y decisiva para adelantarse y aprovecharse del cambio manteniéndose, al mismo tiempo, lo suficientemente fuerte para absorber cualquier contratiempo. Motivada por la necesidad de competitividad, explota las oportunidades con éxito y mantiene un buen desempeño a lo largo del tiempo, a medida que el entorno cambia, absorbiendo y reaccionando ante los problemas serios simultáneamente, evitando confrontaciones mayores. No es solo rápida, sino que continúa arriesgándose mientras que se mantiene consciente de las necesidades de los clientes.

¿Se puede medir la flexibilidad de la organización? Nuestra aportación en este sentido pasa por definir seis dimensiones a través de las cuales medir el nivel de flexibilidad de las organizaciones:

    1. Liderazgo y gestión flexibles: Es el estilo de liderazgo y su adaptación a la estrategia, la fuerza y la velocidad en la toma de decisiones, la claridad de la comunicación y el grado de confianza que genera.
    2. Innovación flexible: Es el grado de implantación de un enfoque sistemático que permita compartir los inputs sobre las tendencias del mercado y continuamente generar nuevas ideas, así como la posibilidad de usar sus redes internas y externas para compartir experiencias y conocimientos, aumentando la capacidad de la organización para adaptarse a las necesidades cambiantes de los clientes y los avances tecnológicos.
    3. Estrategia flexible: Es la manera en que se desarrolla la estrategia, combinando aportación racional e intuitiva, fomentando el diálogo interno y la claridad con la que se comunican las intenciones estratégicas y el grado de exigencia que se impone, todo lo cual contribuye a que se ofrezca flexibilidad en el modo de pensar y en las aspiraciones.
    4. Cultura flexible: La forma en la que los empleados manifiesten sus valores y opiniones a través del comportamiento tendrá un impacto en la flexibilidad de su organización. La cultura de la organización se puede ver influenciada por políticas tales como la transparencia de la información y también cómo su organización reconoce y recompensa a los empleados por responder con éxito a los cambios en el mercado.
    5. Aprendizaje y cambio flexible: La capacidad de los empleados para estar alineados con la organización y compartir su visión, ganas de cambiar y capacidad para implantar esos cambios, así como la forma de abordar las consecuencias de las decisiones tomadas, tendrá un impacto en el grado de flexibilidad de la organización.
    6. Estructura flexible: La fuerza y solidez de las operaciones y los procesos combinados con el grado con que sus directivos están claramente facultados para tomar decisiones, permitirá determinar su capacidad para responder a los desafíos en el mercado.

Impulsores clave de la flexibilidad

Nuestro estudio revela que no hay una solución simple ni tampoco sabemos cuál es la mejor manera de elevar el grado de flexibilidad de la organización.

Algunas de las acciones clave que llevan a cabo las organizaciones más flexibles y que ayudan a aumentar su agilidad son :

– Recortes en los gastos cuando sea necesario
– Reaccionar al mercado cambiante/posición en el entorno
– Navegar rápidamente al cambio
– Lanzar con éxito nuevos productos/servicios
– Atraer y retener los mejores talentos

La innovación, impulsora de la flexibilidad

Según nuestras conclusiones, las organizaciones ágiles son más conscientes de la importancia de la innovación.

Preguntamos a los altos directivos europeos qué acciones concretas realizaron en los últimos 2/3 años con respecto a la innovación y la flexibilidad y aquí descubrimos diferencias importantes en cuanto a lo que hicieron y cómo lo llevaron a cabo:

  • Las organizaciones altamente flexibles apoyan, fomentan e intercambian ideas con socios externos (96% en comparación con el 43% de las organizaciones menos ágiles).
  • Las organizaciones altamente flexibles regularmente hablan sobre las tendencias y las fuerzas del mercado con mayor frecuencia que las empresas menos flexibles (89% en comparación con el 29%).
  • También se centran más en crear flexibilidad para apoyar nuevas e impredecibles oportunidades para el éxito futuro (65% contra el 15%).
  • A la inversa, las organizaciones con bajos niveles de flexibilidad consideran que los presupuestos y los sistemas de retorno de las innovaciones son más importantes y, por tanto, se centran más en estas acciones. Aunque quizás haya que abordar estos factores en primer lugar, no es suficiente para ser más flexibles.

Dada la importancia global que tiene la innovación para llegar a ser satisfactoriamente flexibles, vale la pena pensar en embarcarse en un programa de innovación que abarque las citadas acciones a efectos de inyectar energía al negocio.

Conclusiones: ¿Qué necesito para ser flexible?

Nuestro estudio revela que lo importante para mejorar la flexibilidad de la organización será principalmente:

1. Acelerar de manera espectacular el ritmo de renovación estratégica.

2. Hacer que la innovación sea el trabajo diario de todos.

3. Crear un entorno de trabajo muy comprometido que inspire a los empleados a dar lo mejor.

En definitiva, si se mejora la flexibilidad de la organización, se puede estar por delante de la competencia.

Del estudio se desprende que parece estar surgiendo un nuevo orden en la manera en que operan las organizaciones líderes. El pensamiento tradicional se basa en dos principios: El jerárquico (en donde cada nivel de la organización desempeña un papel claro y definido en un proceso estratégico que va de arriba abajo; la alta dirección diseña la estrategia, el personal intermedio de dirección la comunica y los superiores directos se aseguran de que ocurra) y el lineal (una cadena lógica que se inicia con el pensamiento estratégico, a continuación sigue el diseño de la organización y finalmente se completa con el desarrollo de la dirección).

Sin embargo, estos fundados principios parecen ser cuestionados hoy en día por los niveles actuales de complejidad y el aumento en la velocidad de la respuesta requerida por el entorno externo. Para enfrentarse a sus respectivos desafíos, las organizaciones deben fomentar y lucirse en un nuevo conjunto de aptitudes.

Dicho movimiento requiere un cambio en el modo de pensar con respecto a la dirección, innovación y establecimiento de las estrategias. También se debe apoyar este enfoque con procesos y estructuras que ofrezcan una plataforma firme para adaptarse a los cambios del mercado.

info@improven.com

Suscríbete a nuestra
Newsletter
Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios.
¡Nos encata saber tu opinión!

5 consejos para gestionar la oposición al cambio

24-julio, 17
Improven

Improven

Da igual que seas el presidente del consejo de administración de tu empresa, el director general, el directivo de un área o el responsable de una sección. Raros son los casos o situaciones en los que proponer cambios no genera oposición, fundamentada o no, frontal o no, pero oposición al fin y al cabo. ¿Qué puedes hacer para reducir el impacto de estos comportamientos, que frenan o sabotean las incitativas de cambios necesarios?

Estos años he vivido numerosas casuísticas por las que una empresa ha necesitado abordar cambios. Desde las prisas y apreturas por las situaciones de crisis, hasta la revisión estratégica del negocio en la búsqueda de nuevos espacios competitivos, pasando por la implantación de procesos de mejora continua, y en todas ellas siempre aparecen oposiciones y resistencias, y no siempre desde la reflexión o la evaluación, sino, en la gran mayoría de las ocasiones, desde el miedo, el ego, haya o no desconocimiento.

Estas situaciones de conflicto son inevitables porque los cambios son inherentes a la mejora o supervivencia del negocio. Lo que debemos aprender es a gestionar mejor este tipo de situaciones con las que nos encontramos y que, de no hacerlo, supondrían un obstáculo para el avance hacia el crecimiento o, en muchos casos, la supervivencia de la empresa.

Para ayudarte a lidiar con este inevitable compañero de viaje, te sugiero que hagas 5 cosas:

(más…)

Suscríbete a nuestra
Newsletter
Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios.
¡Nos encata saber tu opinión!

¿Hemos aprendido algo de la crisis?

16-septiembre, 16
Guillermo Prats

Guillermo Prats

Socio

Ahora que hemos dejado atrás los peores tiempos de la crisis económica, nos preguntamos: “[inlinetweet prefix=»» tweeter=»» suffix=»»]¿La empresa española ha aprendido las lecciones de la crisis?[/inlinetweet]” Repasemos algunas de las cualidades que en Improven hemos observado en las empresas que han salido con éxito de esta coyuntura económica:

  • Propuesta de valor y diferenciación: Ten claro por qué existes en el mercado, por qué te eligen los clientes y por qué eres mejor que tu competencia.
  • Defender, asegurar y actualizar tu propuesta de valor: Nada dura para siempre, conoce a tu cliente, pregúntale constantemente y contéstale adaptando tu producto a sus necesidades, pero sin olvidar quién eres.
  • Buscar e investigar nichos. Piensa en quién vas a ser dentro de 5 y 10 años. Investiga e invierte en nuevos proyectos, pero elige tus aventuras, y no olvides que hoy vives de lo que eres ahora.
  • Flexibilidad en lo no “core”: Si no es estratégico, no te ates: apostar con costes fijos e inversiones en procesos del negocio que no me diferencian ni aportan nada a mi propuesta de valor, y hay muchísimas empresas que pueden ayudar con su experiencia y conocimiento y hacer las cosas mejor que tú y con más eficiencia, como en TI, logística, nóminas…
  • Eficiencia y control: Pocas empresas tienen un Margen de Contribución tan holgado como para olvidarse de él. Las empresas que no tienen implantada una cultura de la eficiencia.

  • Procesos estandarizados y escritos: Obviamente las empresas dependen de las personas, pero también de los procesos. Estos procesos deben ser claros, definidos, con responsables y estables, para que se logre un funcionamiento fluido en la empresa.
  • Cuidar las personas clave: Las empresas con personas contentas funcionan mejor, obviamente hay que cuidar a todas las personas, pero hemos de identificar las personas clave de la empresa, identificar un plan de carrera para ellas y mantenerlas motivadas, formadas (en conocimiento y en habilidades) y conscientes de su importancia.
  • Inversiones y Financiación: Los activos deben ser maximizados en su eficiencia para extraerles todo su valor así como es importante no apostar por demasiadas inversiones a la vez sino centrarnos en pocas y con retorno asumible. De este modo, la deuda estará controlada y los activos proporcionarán beneficios.

[inlinetweet prefix=»» tweeter=»» suffix=»»]En Improven trabajamos con las empresas para darles velocidad a sus proyectos[/inlinetweet], consiguiendo mejores resultados de manera sostenida.
Si te interesa nuestra metodología y quieres ampliar información, ponte en contacto con nosotros.

Suscríbete a nuestra
Newsletter
Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios.
¡Nos encata saber tu opinión!

Vocación de ayudar

4-marzo, 16
Area de estudios de Improven

Area de estudios de Improven

“Me gusta ayudar a los demás a ser mejores a través de la experiencia propia”. Sergio Gordillo hace esta afirmación a las cámaras de Canal CEO de la Asociación para el Progreso de la Dirección, en un vídeo en el que hace un recorrido por sus propias vivencias en su juventud y cómo estas le han ayudado a tener la visión de la que dispone ahora.

Las crisis, la necesidad de tener que ponerse ante los socios de su padre y tomar decisiones, “estos inputs han hecho que entienda que en gran medida el futuro depende de mi y que siempre tengo que estar preparado para servir, ser útil y para ser capaz de responder ante situaciones que el mercado puede ponerte”.

Además, esto se entronca con la filosofía Improven, que no busca que que una empresa tenga resultados sin más. “No es que yo consiga un proyecto o unos resultados, sino que ayude a que la empresa se transforme, a que el equipo encuentre su camino para crear una empresa mejor”.

Nuestro país tiene un gran entramado de empresa familiares de mediano y gran tamaño, con las que Improven entabla relaciones de forma habitual y de las que otro tipo de compañías tienen mucho que aprender en lo que tiene que ver con la vinculación emocional.

En estas empresas “existe una mayor vinculación emocional con el proyecto, ya que no deja de se parte de ti, sobre todo si estamos en un entorno de directivo – familia que además son los que han emprendido el proyecto. En ellos el proyecto vital y profesional coincide y cuando es así, el proyecto profesional es entonces más sólido”.

Por otra parte, Gordillo también ha tenido tiempo de tratar cómo se vive la búsqueda de los objetivos y cómo la flexibilidad sea quizás el arma secreta. “Disfrutar surfeando la vida”, apunta, “no se trata de surfear porque las olas te llevan a un sitio sin sentido, sino de que tú sepas dónde quieres ir y que si las olas van cambiando, debes determinar dónde quieres que te lleve cada ola manteniendo el objetivo que quieres lograr”.

El mensaje de Improven es ese; el fin último no cambia, lo que sí que cambia es cómo llegas a ese fin y en qué medida debes incorporar habilidades de forma progresiva, reaprendiendo unas nuevas o cuestionándote axiomas antes correctos para poder conseguirlo.

Esto se entronca con uno de los retos de futuro más importantes. “Cada vez es más palpable que las compañías deben ser más eficientes y pensar en qué tienen que cambiar mañana para poder seguir siendo flexibles. Antes los tiempos de cambio eran más largos, ahora son más cortos y hay más necesidad de replantear el modelo de negocio con más rapidez”.

Suscríbete a nuestra
Newsletter
Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios.
¡Nos encata saber tu opinión!

El ingrediente mágico del éxito: La energía

2-octubre, 15
Area de estudios de Improven

Area de estudios de Improven

Últimamente estoy reflexivo sobre la diferencia entre las empresas y en el aporte de valor que damos a nuestros clientes y a la sociedad.

Estos pensamientos siempre me llevan a lugares dónde me refuerza el hecho de que la parte fundamental de nuestro trabajo es aportar a nuestros clientes claridad de ideas, estar al día de tendencias, priorización de acciones, técnicas de gestión, aplicar experiencias, multisectorialidad,… todo muy profesional y técnico. Creo que todo esto es muy importante pero me da la sensación de que lo que acaba dando los resultados extraordinarios, lo realmente diferencial, es la energía que transmitimos y el cambio de tendencias que provocamos en nuestros clientes.

¿Qué quiero decir?

(más…)

Suscríbete a nuestra
Newsletter
Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios.
¡Nos encata saber tu opinión!

Colaboración empresarial para asegurar la sostenibilidad

8-julio, 15
Sergio Gordillo

Sergio Gordillo

Socio Director

A nivel macroeconómico, estamos en un mundo cada vez más conectado y dependiente (inglés es la segunda lengua universal, el turismo internacional crece exponencialmente, se está desarrollando una cultura global que comparte gustos en música, deportes, ocio), aparecen problemas cada vez más globales (medioambientales, migratorios, económicos, terrorismo, energéticos, comerciales,…). Los países están teniendo una mayor interacción para colaborar y así poder dar respuesta a estos retos por ejemplo a través de desarrollo de acuerdos de libre comercio Europa – Estados unidos, pactos medioambiental como el de Kioto, intercambios de información para terrorismo, etc.

 

Por otro lado, en lo microeconómico, aparecen nuevos fenómenos sociales como la economía social colaborativa, que a través de la tecnología permite conectar a los usuarios entre ellos y así intercambiar bienes y servicios, con las ventajas económicas y sociales que esto genera, aun a pesar de los grandes retos legales que todavía quedan por resolver.

 

Y la empresa mediana española, inmersa en este ecosistema social, con un entorno macro económico y microeconómico cada vez más interconectado y colaborativo por pura necesidad. ¿Qué hace al respecto? De momento, seguir luchando sola y con menos recursos económicos y humanos, en este océano cada vez más rojo y cambiante, obsesionado por buscar fórmulas que les permitan asegurar la sostenibilidad del negocio.

 

¿Cómo puede la empresa dar un salto relevante y salir de esta espiral negativa? ¿Cómo puede afrontar este reto con mayores garantías de éxito?

La respuesta es sencilla a la par que compleja de ejecutar por la cantidad de cuestionamientos culturales que se deben romper, está en nuestro entorno, sólo hay que querer verla: Colaboración. Pero no debemos confundir este concepto con la externalización de actividades, es mucho más que un mero interés económico, es también un interés social.

Si buscamos la definición de esta palabra vemos que Colaboración es todo proceso donde se involucra el trabajo de varias personas en conjunto tanto para conseguir un resultado muy difícil de realizar individualmente como para ayudar a conseguir algo a quien por sí mismo no podría.

Es un aspecto intrínseco de la sociedad humana, y particularmente se aplica a diversos contextos, como la ciencia, el arte, la educación y los negocios; siempre relacionado con términos similares, como la cooperación y la coordinación.

Vemos que existen múltiples matices que no debemos olvidar para entender en su plenitud de qué estamos hablando. Y ¿qué ventajas nos aporta esta colaboración?:

 

1. Ganar tamaño y resolver así uno de los principales retos empresariales, ya que es clave para alcanzar economías de escala para poder invertir adecuadamente, para internacionalizarse, para generar oportunidades empresariales y retener el talento, para desarrollar inversión en I+D+i …

2. Adquirir un mejor conocimiento del entorno empresarial (valores, intereses, capacidades,…) y así reducir el riesgo de una fusión futura. A la empresa le permite conocer mejor con quien se rodea y por tanto ir decidiendo de manera natural quien son los compañeros de viaje con los que debe producirse una integración y con quienes no.

3. Disponer de capacidades nuevas necesarias para responder al mercado de una manera más rápida a que si las tuviese que desarrollar internamente. Pongamos como ejemplo todo lo referente a nuevas tecnologías o nuevos desarrollos. Todo evoluciona demasiado rápido como para disponer del talento interno capaz de estar a la última.

4. Innovar y aprender más rápidamente al disponer de otros puntos de vista y conocimientos que unidos a los propios permiten desarrollar nuevos productos y servicios, elemento base del crecimiento empresarial.

5. Saturar de manera más eficiente los propios recursos disponibles que no son estratégicos y diferenciales, compartiéndolos con terceros y de este modo reduciendo la infrautilización de los mismos.

 

¿Qué retos son los que debe afrontar la empresa para ser capaz de desarrollar esta habilidad?

 

1. Monitorizar permanentemente el entorno para entender muy bien las necesidades del usuario final y lo que valora de la compañía, para detectar rápidamente oportunidades en las que focalizar los esfuerzos siendo muy eficiente y flexible en el uso de los recursos diferenciales ante los cambios constantes de la demanda.

2. Desarrollar una nueva cultura empresarial, más abierta y plana, que permita el desarrollo de equipos abiertos (integrado por personas internas y externas a la organización), trasversales (que disponen de perfiles de las diferentes áreas funcionales) y con capacidad de intraemprender (tomar decisiones de manera rápida y eficiente porque entienden el para qué de la compañía en su relación con el cliente).

 

Sin duda todo un reto empresarial, que conlleva romper muchos paradigmas y axiomas que hasta ahora han sido considerados como imperativos en el mundo de los negocios y en la cultura de nuestro país. Quien antes se dé cuenta de los mismos podrá empezar a andar su propio camino de descubrimiento personal y empresarial para asegurar la sostenibilidad de la empresa en un entorno complejo, dinámico y de escasos recursos como el actual a la par que exigente sólo apto para los mejores. ¡Buen viaje!

Suscríbete a nuestra
Newsletter
Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios.
¡Nos encata saber tu opinión!
.