Etiqueta: gestión empresarial

Cómo ser flexible ante la incertidumbre | El economista

16-julio, 21
como ser flexible incertidumbre el economista
Guillermo Prats

Guillermo Prats

Socio

La pandemia de la COVID-19 está remitiendo.

A nivel sanitario el promedio de contagios por COVID-19 está en niveles del verano 2020, las empresas empiezan a alcanzar en su actividad cifras más normales excepto los sectores más afectados por regulaciones sanitarias nacionales (hostelería) o internacionales (turismo).

La crisis de financiación de las empresas se ha evitado con los créditos ICO empujados por la Unión Europea y los Fondos Europeos para la Recuperación prometen (veremos en qué queda para la mayoría de las empresas españolas) inundar la economía con miles de millones.

Además, indicadores con buen pulso de las expectativas de la gente como el Indice de Confianza del Consumidor del INE llevan 5 meses creciendo. Parece que hay luz al final del túnel.

Pero no todo es positivo: además del efecto resaca de la pandemia y el temor de nuevos repuntes y restricciones sanitarias, hay malas noticias: las materias primas están sufriendo un gran incremento (petróleo y plásticos, madera, metales, productos químicos, alimentos básicos…), los fletes marítimos se han incrementado más de un 100% y los costes de la energía siguen aumentando, al igual que los precios del CO2.

Esto incide en la rentabilidad de las empresas, que, en sectores con la demanda muy concentrada como en el caso de los proveedores de la Gran Distribución, no pueden trasladar esos incrementos de precio a sus clientes, además del potencial efecto en la inflación (y descenso consecuente de la renta disponible para el consumo) que puede tener.

En esta esquizofrenia es donde tienen que vivir los empresarios españoles los próximos meses (y muy probablemente más de un  año). Muy buenas noticias y otras muy malas, sin saber qué efecto van a tener estos eventos sobre sus empresas.

Pero,  ¿cómo debemos los empresarios prepararnos para esta montaña rusa?

articulo opinion guillermo prats el economista

Lee el artículo completo en la revista de El Economista

Suscríbete a nuestra
Newsletter
Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios.
¡Nos encata saber tu opinión!

10 claves para liderar la desescalada empresarial

28-abril, 21
desescalada improven blog
Improven

Improven

En unos días finaliza el estado de alarma en España. Eso significa que acabarán muchas restricciones pero que también se abre un nuevo escenario de incertidumbre, cambios y posibles nuevas limitaciones.

Muchos/as economistas argumentan también que regresarán otros «Felices años 20», con el consecuente consumo desenfrenado, destrucción del ahorro acumulado unido a un incremento de la inflación.

No podemos predecir qué va a ocurrir, pero sí sabemos una cosa: la historia tiende a repetirse. Simplemente podemos observar el pasado para entender qué cambios pueden asentarse en el futuro, especialmente tras un confinamiento y diversos cambios en el comportamiento y la coyuntura económica nacional.

Decálogo para la desescalada

10 claves, la luz al final del túnel. Si tu empresa continúa en pie ¡enhorabuena! Algunas organizaciones han conseguido superar este bache provocado por el virus. Entonces ¿Cómo alcanzar el final del túnel? ¿Qué cambios son esenciales y cuáles son superfluos? ¿Estoy tomando las decisiones adecuadas para mi empresa o me guío por la sobreinformación?

Para ayudarte a resolver estas dudas, hemos desarrollado 10 claves orientativas para cualquier empresa u organización:

1. No escuches las tendencias de consumo

Cuántas veces nos perdemos en estudios de tendencias, de comportamiento del consumidor «postcovid», de datos y estadísticas… ¿Y no preguntamos a nuestro equipo comercial cómo se comporta NUESTRO cliente? Aquí cabe destacar el papel del Sales & Operations Plannification (S&OP), que implanta esa cultura de comunicación y transmisión de datos en tiempo real entre Ventas y Operaciones.

No será Improven quién diga que esos estudios no sirven. Ciertamente son una gran herramienta para conocer a nivegeneral qué tendencias surgen, pero esos datos no tiene porqué coincidir con nuestros clientes y ahí es donde fallamos. Tu equipo comercial es quien mejor conoce a tu cliente, desarrolla encuestas, realiza sondeos, contrata a terceros para que realicen estudios ad hoc; pero no caigas en la trampa del dato. Un dato sin autoridad y utilidad es solo un número, y en la era de la (sobre)información, hay que saber discriminar entre lo importante, lo interesante, y lo superfluo.

desescalada empresarial

2. No normal is new normal

Hemos visto cambios de años en cuestión de semanas, con transformaciones estructurales en empresas que se han visto forzadas por la necesidad y… lo han hecho. Lo que hace un año parecía impensable, se ha impuesto por la fuerza. Esta nueva cultura adaptativa ha generado un nuevo darwinismo empresarial: aquellos que han sabido adaptarse, seleccionando las herramientas adecuadas y renunciando al «siempre se ha hecho así» han sobrevivido; quienes retrasaron lo inevitable, cayeron por pura selección natural.

Es un error pensar que volverá la «normalidad». Como equipos hemos aprendido a trabajar sin tanta reunión y confiando en que no importa el lugar de trabajo, sino la herramienta para trabajar. Como directivos hemos tomado decisiones difíciles en muy poco tiempo, decisiones que antes hubieran tomado meses. Esta carrera contra el tiempo y el entorno cambiante  es la nueva normalidad, no podemos acomodarnos de nuevo: innovación constante, ecosistema digital y asumir que la nueva normalidad es que no hay normalidad.

No se puede dar nada por hecho.

3. Tradición vs Digitalización

Muchos quisieron abanderar en sus compañías el valor de la tradición, creyendo que éste era incompatible con el mundo digital. Actualmente existen sastres que realizan trajes a medida mostrando cómo medirse al cliente, de manera que desaparece la necesidad de tener contacto y, por tanto, el riesgo de contagio. Tradición y digitalización no son antagónicos.

En cifras, los canales digitales han crecido un un 65% sólo el primer trimestre de 2021, según Salesforce. Y no tenemos en cuenta que ya se pueden visitar las tiendas, lo que debería haber provocado la tendencia contraria, de decrecimiento del tráfico a estos canales. El cliente ha hablado: no importa qué vendas, no importa qué servicios ofrezcas. El nuevo consumidor es digital, y la flexibilidad y maleabilidad de estos canales permite que solo tu creatividad sea limitante a la hora de adaptarla a las necesidades de tu negocio.

digitalizacion desescalada

4. Supply chain basada en el data

El Covid-19 o, más recientemente, la crisis del canal de Suez, nos muestran cómo un manejo eficaz de los datos y marcarnos adecuadamente los KPIs puede decantar el éxito o el fracaso en nuestras cadenas de suministro.

Monitorizar los datos en tiempo real depende dos factores: una adecuada comunicación con todos los departamentos, permitiendo que cualquier cambio en la demanda pueda transmitirse con facilidad al resto de la organización; y herramientas que faciliten la gestión y comprensión de datos para tomar decisiones inteligentes.

Uno de los errores más comunes es que por falta de comunicación, no dispongamos de los datos a tiempo, o directamente de los necesarios; acabando por imponer cientos de medidores innecesarios que solo dificultan la comprensión. En cuánto a la herramienta, un buen software de BI puede marcar la diferencia entre ver datos y ver decisiones. La herramienta debe facilitar el trabajo, no entorpecerlo. Especialmente cuando las decisiones rápidas y ágiles son críticas para liderar un mercado cambiante.

La herramienta debe facilitar el trabajo, no entorpecerlo. Clic para tuitear

5. Flexibilidad laboral como medio, y no como fin

Con el confinamiento, el teletrabajo se impuso por obligación, modificando el tradicional modelo de trabajo que imperaba en nuestro país de acudir a la oficina. Tras el experimento forzoso, en numerosos casos se ha demostrado que incrementa el bienestar y la productividad de muchos, aunque hay que adaptar el espacio allá donde trabajemos para poder realizar nuestra actividad sin distracciones.

La flexibilidad es también una poderosa forma de atraer talento, especialmente talento joven y de padres que busquen conciliación familiar, y que desean formar parte de empresas donde la presencialidad es opcional.

No lo concibas como algo estático, sino como una propuesta de valor para hacer de tu organización un lugar atractivo para trabajar.

6. Sé sostenible y vencerás

La sostenibilidad debe ser un core en tu estrategia de negocio. Hay grandes oportunidades de financiación pública, pero también de atraer el respeto y la atención de los clientes potenciales, y ahí no hay discusión posible.

No concibas la sostenibilidad como una obligación, sino como una oportunidad de innovar y ofrecer alternativas de consumo a un consumidor cada vez más crítico, como un catalizador para revisar aquellos procesos que no traen un rendimiento adecuado, como una manera de aprovechar las mermas para diversificar tu gama de productos.

La sostenibilidad no debe ser un limitante, sino un acelerador de innovaciones. Clic para tuitear

7. La seguridad no se irá

Hemos aprendido que la seguridad es un valor fundamental en el consumidor. La higiene y seguridad en productos de consumo directo es uno de los sectores que más importancia ha cobrado durante la pandemia, hasta el punto que se han creado empresas para cubrir la demanda de productos como el gel hidroalcohólico o las mascarillas.

No caigamos en el error de pensar que volveremos de golpe al inicio. Garantizar la seguridad en establecimientos, cadenas de suministro, producción, es un valor añadido que determinará ante posibles eventualidades (y rebrotes) quién está preparado y quién no.

mascarilla desescalada

8. Cada céntimo ahorrado, cuenta

En tiempos de incertidumbre, contar con una hucha en la que vamos introduciendo pequeños ahorros puede suponer a la larga tener un colchón en el que caer seguros. Si algo nos ha enseñado el covid es que lo que parece una gripe en una ciudad de china puede desencadenar una crisis mundial. En un mundo globalizado, la previsión es una ilusión; mejor estar preparados para lo imprevisible, sobre todo cuando parece que las cosas van bien.

9. Propósito o beneficio

Los consumidores ya no compran de la misma manera. Buscan ideales, valores, compromisos por parte de las empresas, representados en forma de propósito. Antes las empresas surgían para cubrir necesidades de la población; ahora deben evolucionar y anticiparse a ellas: sostenibilidad, innovación, urbanismo, transporte, comunicaciones… O vives con un propósito de cara a la sociedad, o vives aprovechándote y beneficiándote a costa de ella. En el segundo de los casos, tu supervivencia está amenazada.

Un dato para sostener esta afirmación, que puede sonar descabellada, es que según segunda edición del estudio global de McCann“The Truth About Global Brands: Powered by the Streets” el 72% de los consumidores entrevistados cree que las instituciones internacionales, tales como Naciones Unidas o el Banco Mundial, no entienden las necesidades de los países y sus ciudadanos.

Una desconfianza que parece no afectar a las marcas. De hecho, el 81% de los entrevistados piensa que son estas las que podrían tener un papel importante a la hora de practicar y velar por el bien común. Dicha percepción ya la poseía el 82% de los consumidores en 2015 cuando se publicó la primera edición del estudio.

empresa en desescalada

10. Empresas líquidas para una modernidad líquida

Decía Bauman que «la modernidad es líquida, fluida, cambiante». Las empresas no pueden seguir construyendo sobre falsas esperanzas: debemos hacer del cambio nuestro ADN.

¿Cómo conseguirlo? Con formación constante, externalizando actividades que no sean nuestro fuerte, aprendiendo a convivir con la incertidumbre, trabajando con un propósito claro y entendiendo que la única manera de liderar es arriesgando.

Estas 10 claves no son una panacea universal, pero sí son un horizonte orientativo: el horizonte nunca se puede alcanzar, pero podemos dirigirnos a él y en el trayecto encontrar tierra.

No podemos asegurar el éxito, pero sí podemos ayudarte a alcanzarlo, ayudarte a ver la luz al final del túnel.

person going down stairs

Suscríbete a nuestra
Newsletter
Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios.
¡Nos encata saber tu opinión!

Cómo gestionar mi empresa hoy para lograr el éxito mañana

16-abril, 21
Cómo gestionar mi empresa hoy para lograr el éxito mañana
Fernando Llano

Fernando Llano

Socio

El año 2021 ha provocado que empresas y directivos hayan tenido que aprender sobre la marcha cómo gestionar nuevos negocios, en un entorno desconocido y con un cliente que tiene un comportamiento diferente.

Un año después, aún son muchas las empresas que, a pesar de haber llegado hasta aquí mejor o peor, no tienen muy claro cómo gestionar las próximas semanas y los próximos meses para que su organización sobreviva a la Covid-19.

A lo largo de 2020, y en estos primeros meses de 2021, hemos tenido que adaptar la demanda, cambiar la tipología de productos, gestionar ERTE’s, pedir ayudas si éramos de los sectores afectados, o incluso ser capaces de gestionar un crecimiento inesperado tres meses antes.

Y en ese contexto, cada empresa ha tenido que intentar adivinar cómo serían los próximos meses sin tener más herramientas que las de siempre.

Pero un año después, los nubarrones de la economía, que aún están sobre nosotros, advierten de que más pronto que tarde la economía despegará, y necesitaremos tener a nuestra organización preparada.

¿La tuya lo está?

Cómo gestionar mi empresa hoy para lograr el éxito mañana

Gestión en tiempos del Covid: decisiones de hoy para el éxito del mañana | El Economista

Lee el artículo completo en la revista de El Economista

Suscríbete a nuestra
Newsletter
Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios.
¡Nos encata saber tu opinión!

¿Existen silos de gestión en tu organización?

12-abril, 21
Guillermo Prats

Guillermo Prats

Socio

En las organizaciones tradicionales se produce una lógica separación de responsabilidades. La necesidad de especialistas nos obliga a repartir funciones y tareas en los diferentes departamentos (financiero, operaciones, comercial…). (más…)

Suscríbete a nuestra
Newsletter
Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios.
¡Nos encata saber tu opinión!

Oportunidades de gestión en la nueva normalidad

17-julio, 20
Oportunidades de gestión en la nueva normalidad
Guillermo Prats

Guillermo Prats

Socio

En estos momentos en los que parece que la actividad económica va recuperándose y las empresas, según sectores, van incrementando su actividad, debemos ver cómo ha quedado el ‘escenario tras la batalla’, la llamada nueva normalidad.

La nueva normalidad es un concepto engañoso, que ha servido como un objetivo temporal para no desmoralizarnos, pero que a nivel empresarial es poco útil.

Primero, porque habla de un escenario nuevo, mejor o peor pero estático, que viene para quedarse, pero el escenario futuro puede ir desde la recuperación de la situación anterior (como si esto hubiese sido un mal sueño), hasta una gran crisis, lo que es seguro es que será cambiante, inestable, con idas y venidas (rebrotes…). Segundo, porque cuando hablamos de normalidad, hablamos de una referencia, de algo que conocemos, y precisamente, lo que vamos a vivir es un periodo de incertidumbre. Seguramente, poco normal.

Oportunidades de gestión en la nueva normalidad

Para poder gestionar de una manera flexible, adaptable y eficiente la compañía, hemos de inaugurar, redefinir, mantener y/o acelerar, algunas líneas de acción de la empresa.

Os propongo algunas de las líneas directrices que estamos trabajando nuestros clientes:

Nuevo cliente.

Es muy probable que nuestros viejos clientes (sí, ¡los de antes del 13 de marzo!) tengan necesidades diferentes. Ha tenido 3 meses de experiencias tan complejas como la tuya, y seguro que ha visto a más competidores tuyos, ha reflexionado sobre sus proveedores, ha comparado, ha reflexionado e incluso sus clientes le han hecho cambiar totalmente o en parte.

Hemos de conocer a este nuevo viejo cliente, saber cómo es, qué necesidades, qué necesidades tiene sus clientes y cómo le podemos ayudar. Es un nuevo Customer Journey a actualizar. Seguramente con nuevos touchpoints más digitales, por ejemplo, más técnico, menos relacional…

Nuevas relaciones.

Hace ya 15 años, tuve un profesor, Enrique Dans, que hablaba de la reducción del rozamiento (el uso de lo físico, papel, transporte…) y sus ventajas a nivel de ahorro, velocidad, ecología y eficiencia. Esta pandemia nos ha obligado a aprender esto y va a ser un antes y un después en la relación entre empleados y con clientes y proveedores. ¿Cuántos kilómetros, horas, combustible… podemos ahorrar? ¿Cuánto tiempo libre se nos va a liberar? Pero… ¿cómo hemos de relacionarnos con nuestros clientes para no perder lo bueno que tenía el contacto físico (cercanía, generación de confianza…)?

Seguridad.

Para lo que requiere intercambio o presencia física (compra de productos, turismo, restauración…) va a haber un nuevo contexto que va a ir más allá de lo regulatorio. Ofrecer y mostrar altos niveles de higiene, seguridad alimentaria, garantías COVID free… va a ser obligatorio.

No en vano, AENOR ya ofrece su Certificación de Protocolos frente al COVID-19 como evidencia para garantizar las buenas prácticas de higiene y seguridad en establecimientos.

Digital is (gonna be) natural.

La adopción de mecanismos de comunicación y relación digitales han sido casi automáticas, y aunque muy probablemente no se quedarán con la intensidad actual para siempre, no volveremos a ser tan analógicos como anteriormente. Zoom, teams, hangouts… han venido para quedarse. Pero esto solo es un ejemplo, la automatización es algo obligatorio para muchas empresas con alta dependencia de procesos manuales, la gestión de los datos va a ser diferenciadora en la gestión de diferentes empresas, la recolección, conexión, procesado y aprendizaje a partir de los datos de clientes, de proveedores, del ERP, de fábrica… será clave para optimizar la gestión y controlar los resultados de la empresa, y el momento de empezar es ahora.

Nos enfrentamos a un periodo tan apasionante como arriesgado en el mundo de la gestión.

Servicio o muerte.

En estos días, todos hemos podido comparar entre distintos proveedores online y hemos podido comparar su nivel de servicio, (y me refiero a la comunicación con el cliente, puntualidad en la entrega, entrega de todo el pedido, facilidades para la devolución, no anulación de productos pedidos…) y tenemos claro a quién vamos a repetir el pedido y a quien no. La paciencia con los malos proveedores se ha reducido mucho, y quien no entienda esto, va por muy mal camino. Es capital asegurar nuestra cadena de suministro y ser transparente con nuestras capacidades logísticas para no defraudar al cliente. Mejor no servir que servir mal.

Más casa.

Nos hemos enfrentado a una situación en la que nuestra casa ha sido un refugio, y en muchos casos hemos echado de menos estar mejor preparados. Vamos a pasar un periodo de cierta renuncia a ocio fuera de casa (restauración, turismo lo están notando desgraciadamente en sus propias carnes), en la que aspectos como el mobiliario, la decoración y el equipamiento de nuestro hogar va a ser muy importante. Todo lo referente a la cocina, el orden en casa, el confort, el ocio en casa… va a cobrar un gran protagonismo.

Oportunidades de gestión en la nueva normalidad

Gama de productos.

¿Cómo impacta lo anterior en nuestra gama de productos?

Pues que debemos adaptarla y hacerla eficiente lo antes posible. Centrarnos en nuestros productos A, comunicarlos y potenciarlos, reducir stocks del resto de productos con menor rotación, lograr una simplificación de nuestras líneas de producto, ya que el precio en entornos de crisis siempre es un driver fundamental como criterio de compra. De este modo podremos compactar la gama y hacerla más eficiente en términos de circulante y caja.

Control del gasto. Eficiencia global.

En los momentos donde vienen curvas, hemos de asegurar que cada euro invertido en nuestra empresa tiene retorno. De manera global, la inversión en existencias, en máquinas o activos, en I+D, en marketing, en personas… todo debe ser revisado, ¡¡lo que no quiere decir que deba ser suprimido!!

Muchas veces entendemos eficiencia como ahorro, y no es así, eficiencia es dedicar los recursos necesarios para maximizar el retorno, lo que quiere decir que los recursos hemos de situarlos donde mayor retorno tengan.

Flexibilización.

Esta es una parte clave para la potencial gestión de las crisis, y es la variabilización de los costes en la cuenta de resultados de la empresa. En Improven siempre recomendamos que lo que es estratégico, debe ser propiedad de la empresa, lo que no lo sea, es susceptible de que no lo sea, ya que, además, dedica tiempo recursos y preocupaciones y en muchas (demasiadas) ocasiones no hace más eficiente el negocio.

Unos ejemplos: ¿por qué tantas empresas tienen almacén propio? ¿Es la logística estratégica para ellos? ¿Son expertas en logística y logran la máxima eficiencia? (si es estratégica, deben tener un almacén, si no, es muy probable que no).

Por el contrario, ¿cuántas empresas tienen redes comerciales externas? ¿Es estratégico el contacto con el cliente? ¿Tiene sentido dejar en manos de otros sus ingresos? No es que hayan respuestas categóricas, pero son preguntas que nos debemos hacer continuamente para dedicar los recursos y los tiempos donde debemos.

Nos enfrentamos a un periodo tan apasionante como arriesgado en el mundo de la gestión, donde vamos a tener que tomar decisiones continuamente, con menos información de la que nos gustaría, con mucha velocidad y con la necesidad de ser flexibles y adaptables, tanto en el contexto macroeconómico (rebrotes y confinamiento, crisis, incertidumbre económica…) como en el propio de la gestión de nuestra empresa.

Esa rapidez de adaptación y la flexibilidad que requiere la nueva situación es la que permitirá a las empresas sobrevivir y mejorar sus resultados antes del cierre de 2020.

Guillermo Prats – Socio de Improven

Suscríbete a nuestra
Newsletter
Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios.
¡Nos encata saber tu opinión!

¿Debe mi empresa llevar a cabo labores de mejora continua en tiempos de incertidumbre?

7-julio, 20
mejora continua de la empresa
Improven

Improven

Mejora continua en las operaciones de mi empresa

¿Cuándo es el momento adecuado para mejorar? ¿Ayer? ¿El lunes empiezo? ¿Es ahora buen momento con la situación que tenemos delante?

En primer lugar, para saber si mi empresa necesita implementar una metodología de mejora continua, podríamos empezar hablando de qué es eso de la mejora continua.

Considero que hay mucha literatura al respecto y nuestro gran aliado, Google, nos la encontrará con rapidez asombrosa y podremos ver e incluso alguno llegar a entender los muchos palabrejos que hay asociados a ella, nos metemos en el mundo de los Kanban, SMED, Poka-Yokes e infinidad de términos.

Al principio, a mí me generó una barrera que para sobrepasar me tuve que armar de valor.

Si la mejora continua va precisamente de cómo simplificar las cosas y pensar en cómo hacerlas más ágiles y flexibles, comencemos por aplicarlo a su propio entendimiento.

Así, la esencia de la mejora continua, de cualquiera de las operaciones de la empresa, se transcribe con el principio KISS (Keep It Simple Stupid): este acrónimo del inglés que podríamos traducir como “mantenlo fácil, estúpido” es el mantra que debe permanecer detrás de cada decisión, siempre que planteamos cualquier tipo de operación o estemos analizando las existentes.

Keep It Simple Stupid

Bajo este prisma, ahora pensad cuántas veces hacemos cosas complicadas en nuestras empresas o incluso mejor: otras que no son necesariamente complicadas, pero que no tenemos muy claro si realmente aportan valor.

mejora continua de la empresa

«Siempre se ha hecho así»

Así es. Muchas veces, hacemos cosas para llenar los tiempos, y la gran mayoría de ellas, las personas aseguran que hacen algo de determinada forma porque “siempre se ha hecho así”.

Cuando comento esto con mis clientes y asienten la cabeza, les cuento una anécdota histórica que aprendí acerca de un banco verde de la época de Napoleón.

Resulta que pintaron un banco del Palacio de Tullerias y una vez pintado, pusieron a un soldado de guardia para evitar que las damas mancharan su vestido de verde al sentarse sobre el banco recién pintado.

Unos cuantos años después, continuaban poniendo de guardia a un soldado en el banco verde, hasta que alguien se preguntó por qué había que poner siempre a un soldado ahí y empezó a tirar del hilo hasta que se dio cuenta que ese banco un día fue pintado de verde y era para que no mancharan las damas sus posaderas.

Efectivamente, hasta ese momento nadie se había parado a pensar el por qué de las asignaciones de los soldados, simplemente se limitaban a replicar las asignaciones del día anterior, “siempre se ha hecho así” ya formaba parte de la rutina.

¿Os suena? Pues bien, os puedo garantizar que las empresas, están llenas de bancos verdes.

La mejora continua ayuda a cuestionarnos lo que hacemos de un modo crítico, constructivo y ordenado

Para empezar, yo os recomendaría que la aplicarais en vuestra empresa, empezando a cuestionarnos las cosas. Pero, ¿esto cómo lo hacemos y por dónde empezamos?

Siendo coherentes con lo que estamos diciendo, empecemos por lo fácil: siéntate con tu equipo, interésate por el detalle de lo que hacen y en saber por qué lo hacen y pregúntales.

La mayoría de las veces encontrarás grandes generadores de ideas entre tus propios colaboradores, confía en ellos dales seguridad y mételes esa semilla en el cuerpo, que su día a día no sea una secuencia de hábitos no cuestionados.

Mira siempre con “ojos críticos”, cuestiónate continuamente la manera de hacer las cosas, sé ‘contagioso’ en esta tarea y no olvides ¡Hazlo KISS y esfuérzate en encontrar los bancos verdes!

mejora continua de la empresa

En estos momentos de incertidumbre, debemos ser más críticos con lo que hacemos, cuestionarnos el aporte de valor de las actividades que realizamos y analizar cómo mejorarlas, porque es ahora cuando ser competitivo cobra mayor relevancia.

Va a ser más difícil que el mercado nos pague nuestras ineficiencias y la pérdida de competitividad acabará lastrando la línea que da sentido a todo, la línea de las ventas, la línea de la captura del valor generado.

Ricardo García – Manager de Improven

Suscríbete a nuestra
Newsletter
Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios.
¡Nos encata saber tu opinión!

3 claves para que tu negocio afronte una situación de incertidumbre económica

12-junio, 20
claves incertidumbre económica
Andrés Alonso Seisdedos

Andrés Alonso Seisdedos

Consultor | Consejero y asesor de empresas | Interim Manager | Economista

ACTITUD POSITIVA, PILAR ESENCIAL PARA SALIR BIEN PARADOS DE LA ACTUAL SITUACIÓN

En épocas en las que la economía no pasa por su mejor momento, nos asaltan las dudas de qué hacer con nuestro negocio y nos preguntamos si sobrevivirá o si la mejor solución es cerrar la puerta de forma definitiva.

(más…)

Suscríbete a nuestra
Newsletter
Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios.
¡Nos encata saber tu opinión!

Cómo van a cambiar mis clientes y consumidores tras Covid 19 | Webinar

30-abril, 20
webinar improven okisam clientes consumidores covid19
Improven

Improven

El nuevo cliente: más digital, rápido y cambiante pero lleno de oportunidades

“El cliente/consumidor ha tenido que pasar a un estado de hibernación y sus motivaciones y objetivos han cambiado”, ha señalado Sergio Gordillo, socio director de IMPROVEN.

Fernando Llano propone lanzar el “Observatorio de consumidores y clientes” como herramienta que ayude a las empresas a redefinir su estrategia

30 de abril de 2020.- Llega un nuevo consumidor que será sobre todo digital, rápido, y absolutamente cambiante pero lleno de oportunidades. “A partir del cliente, se construye el resto de la empresa”, ha asegurado Fernando Llano, socio de IMPROVEN.

Y es que la nueva realidad que vivimos, pasadas las primeras semanas tras la pandemia de Covid 19, ha traído un nuevo cliente, “que ha cambiado para siempre, en un nuevo marco y con nuevas reglas, con nuevas velocidades, y cuyo cambio de necesidades debemos detectar en tiempo real”, ha señalado Mauro Calza, socio de OKISAM.

Pero, realmente, “¿sabemos qué cliente teníamos antes y cuál tenemos ahora? El cliente/consumidor ha tenido que pasar a un estado de hibernación y sus motivaciones y objetivos han cambiado”, ha señalado Sergio Gordillo, socio director de IMPROVEN.

Estas son las principales conclusiones obtenidas en el webinar ¿Cómo van a cambiar mis consumidores y clientes tras el COVID-19? organizado por IMPROVEN en colaboración con OKISAM.

Y es que la actual situación que vivimos “de hibernación de la economía, descenso brusco de la demanda, volatilidad, debemos seguir planteándonos que va a ser larga, y que se trata de una crisis de personas que deriva en una crisis económica”, ha señalado Sergio Gordillo.

Ante esta situación, Fernando Llano propone lanzar el “Observatorio de consumidores y clientes”, como herramienta que ayude a las empresas a redefinir su estrategia.

El socio de IMPROVEN considera de “hay que poner al cliente en el centro y definir una propuesta para él (y para los que son como él), trabajar el mapa de empatía del cliente, interactuar con él, mapear el proceso de compra del cliente”.

Ante esta crisis, los altos cargos han decidido bajo sus decisiones y gestiones, en que posición de encuentra su empresa, su organización o incluso, su país y esto va a afectar a todos, pero en función de si tomamos buenas y acertadas decisiones o no, nos hará posicionarnos (mejor o peor) ante nuestra competencia”, ha señalado el socio director de IMPROVEN, que se ha referido a la “importancia de plantear un escenario conservador/pesimista desde el que tomar decisiones”.

En el centro de toda esta nueva normalidad se ha ubicado claramente la tecnología como elemento clave en este nuevo paradigma.

Ahora se están abriendo nuevos horizontes y se anuncian cambios enormes. Todos somos conscientes de que estamos diciendo adiós a un mundo y que otro se está fraguando a gran velocidad”,

Así lo ha señalado Mauro Calza, socio de OKISAM, quien ha aportado datos relevantes como “un incremento del 55% del uso de social media, un crecimiento del 40% de uso de Internet y del 38,3% de uso móvil, y se han multiplicado por 10 las llamadas grupales”.

Mauro Calza webinar improven y okisam

El experto también ha señalado que estos dos meses nos han hecho avanzar a todos 5 años en el desarrollo digital donde “hemos tenido que redibujar la pirámide de Maslow, acelerar la tendencia de digitalización e inclusión de rezagados, prestar atención a la nueva dimensión de la omnicanalidad y de asistencia en la compra y un importante reajuste del momento de compra”, Y sobre todo, la importancia de monitorizarlo todo en tiempo real.

Te recordamos que hemos habilitado una web con toda la información económica necesaria para que las empresas puedan afrontar estos momentos con la mejor gestión. Se trata de un espacio dónde se dispone de información práctica, con pautas que permitan hacer frente a este reto, y donde podemos nutrirnos de visiones y experiencias de otras empresas.

 

Suscríbete a nuestra
Newsletter
Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios.
¡Nos encata saber tu opinión!

Ayudas: ¿hay o habrá ayudas para paliar las pérdidas empresariales?

17-abril, 20
Improven

Improven

A pesar de la perspectiva de la anunciada ‘desescalada’, sigue existiendo mucha incertidumbre sobre las perspectivas económicas que va a suponer esta crisis, tanto a corto como a medio plazo.

Y, no solo existe incertidumbre acerca del futuro más próximo, sino también del presente del día a día de muchas empresas que ya calculan sus pérdidas y no saben cómo afrontarlas.

(más…)

Suscríbete a nuestra
Newsletter
Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios.
¡Nos encata saber tu opinión!

200 asistentes inauguran el primer Webinar en Gestión de Crisis

1-abril, 20
webinar improven baker tilly crisis covid19

Comunicación Improven

“El plan de contingencia permitirá a las compañías salir mejor de lo que entraron a la crisis del Covid 19”

  • La duración de la crisis y el cambio normativo continuo abocan a las empresas a reducir sus costes cuanto antes
  • El control de caja y la tesorería va a ser fundamental en estos momentos para las empresas
  • EL ERTE puede hacerse en cualquier momento de esta crisis, bien por causas de fuerza mayor o por causas productivas

(más…)

Suscríbete a nuestra
Newsletter
Si te ha gustado el artículo compártelo y déjanos tus comentarios.
¡Nos encata saber tu opinión!
.